sábado 27/2/21
Turismo

El Curueño pide la apertura de San Isidro por Riopinos

Valdelugueros reclama celeridad para el acceso por esa vertiente
Vista del acceso a San Isidro por la ventana de Riopinos, en una foto de archivo. RAMIRO

El Ayuntamiento de Valdelugueros emitió un comunicado en el que exige la reapertura del acceso a San Isidro, por la vertiente del valle del Curueño; la demanda se hace eco de la reivindicación de esta zona de la montaña leonesa, del sector hostelero que depende estacionalmente de la demanda de la oferta del deporte invernal. Este colectivo se ve afectado de forma severa por el hecho de que la puerta de Riopinos sigue cerrada.

«Después del temporal de viento, que azotó la provincia el pasado sábado, todo indicaba que el domingo sería un buen día de esquí en la totalidad del dominio esquiable. Pero no, Riopinos continúa cerrado con el malestar de esquiadores, pero sobre todo de empresarios hosteleros del Valle del Curueño», expone el Ayuntamiento de Valdelugueros, que recuerda la situación extrema que se vive en la zona, más allá del efecto que la pandemia tiene para la economía. «Lo que sí recordamos es que el turismo de esquí es fundamental para estos negocios hosteleros, y el cierre de las pistas del sector de Riopinos les provoca más asfixia, aun si cabe, a un sector en el que como decimos está en hipoxia económica», relata el comunicado municipal.

Afluencia

Un millar de aficionados retaron a la adversidad en las estaciones leonesas este fin de semana

Valdelugueros recuerda que esta situación se mantiene desde el inicio del temporal de nieve sufrido en las pasadas Navidades. «Vamos, que llevamos en blanco y nunca mejor dicho, desde entonces».

El Ayuntamiento señala que la página oficial de internet de San Isidro, el sector de Riopinos aparece como cerrado, sin informar el motivo de tan grande perjuicio, aumentando el cabreo de todas las partes perjudicadas.

En los días anteriores, parece ser que el problema venia por unos desprendimientos de nieve en la parte que conecta Riopinos con Cebolledo. «Eso suponía un riesgo tanto para los trabajadores de la Estación como para los propios esquiadores. Nadie plantea que se arriesgue la vida de cualquier persona, eso está fuera de cualquier duda. Lo que pedimos es información actualizada y proponemos que se tomen medidas para evitar este tipo de situaciones. Los especialistas en la materia seguro que tienen soluciones. Otra medida podría pasar por destinar una máquina pisapistas en exclusiva para Riopinos evitando pasar en esos días complicados por esa zona peligrosa».

La demanda cierra un fin de semana condicionado por la climatología en las pistas leonesas; en total, un millar de aficionados acudieron a San Isidro y Valle de Laciana, con 24 kilómetros esquiables.

El Curueño pide la apertura de San Isidro por Riopinos