jueves 26/5/22
                      Hasta la prueba de este mes no se habían convocado oposiciones de Enfermería en una década. RAMIRO
Hasta la prueba de este mes no se habían convocado oposiciones de Enfermería en una década. RAMIRO

A pesar del centenar de reclamaciones y denuncias de presunto fraude en la prueba de acceso al título de Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria del pasado día 11, el ministerio de Universidades cree que el examen es válido, porque «no pueden verse perjudicadas el resto de las personas que han estado esperando 10 años para realizar la oposición».

Como parece demostrado, varios aspirantes filtraron las preguntas a través de fotografías y vídeos mediante un grupo de Telegram, donde también recibían las respuestas en tiempo real. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif) reclama que se investigue una irregularidad que supone «un descrédito a la profesión y un desprecio a los compañeros».

El sindicato se ha puesto en contacto con el Ministerio de Universidades, mediante carta, para que no deje de lado el asunto. La prueba online estaba organizada en tres grupos, con horarios diferentes pero con las mismas preguntas, lo que también favoreció que se pudieran filtrar las preguntas a los grupos que realizaron la prueba posteriormente, según testimonios de los opositores.

Csif solicita que se encuentre a los responsables del fraude y a cuántas personas ha podido beneficiarse, además de instar al Ministerio a tomar medidas si se confirman las irregularidades. En materia de contenidos, el sindicato critica la dureza del examen, ya que los profesionales no pudieron demostrar sus conocimientos ni su experiencia en el día a día en la consulta de enfermería, su labor asistencial, docente, administradora o investigadora. Csif quiere poner en valor que los profesionales han estado esperando este examen, que es una vía excepcional, durante diez años, y han compatibilizado sus tareas asistenciales con las docentes, enseñando a numerosos enfermeros especialistas, cuando no existían formadores. «Y todo ello de una forma totalmente altruista», insisten.

zancadilla «injustificada»

Se trata de enfermeros con más de 20 años de experiencia y que están sufriendo la carga de la pandemia, cubriendo ausencias no sustituidas, «y que se han tenido que enfrentar a una prueba tremendamente retorcida, que no ha valorado ni sus conocimientos ni su profesionalidad. Los contenidos han sido complicados y las preguntasmal redactadas». Csif no entiende «esta zancadilla injustificada». Por su parte, CC OO no estima oportuno anular o repetir el examen, a pesar de un cuestionario «farragosa y poco claro» y los comportamientos «irregulares o poco éticos que hayan podido producirse», al entender que fueron de un grupo minoritario de opositores y no pueden «arrojar sombras sobre la honestidad de la inmensa mayoría de las personas que concurrieron a la prueba tras muchos meses de estudio y preparación». Comisiones pide que la Administración vele para poner los medios necesarios para prevenir estos hechos en 2022.

Opositores de Enfermería de Familia revelan un fraude en el examen
Comentarios