viernes. 01.07.2022

—¿Qué le ha faltado a León para lograr el centro de ciberseguridad? Exigía incluso un colegio internacional que no tenemos.

—Para León fue una lástima. Eran candidaturas de países muy fuertes, todos tenemos debilidades y fortalezas, como nuestro caso del colegio internacional, pero no lo iba a poner yo de la noche a la mañana. Son cosas a reivindicar para la ciudad. Pero no creo que la elección o no haya sido como consecuencia de esto.

—¿Cree que se debió más a la falta de peso diplomático de España en la UE?

—No lo comparto. Horas antes se decidió la sede del centro de la meteorología y España perdió por un voto. Si perdió por un voto, algún apoyo debió tener. Si no tienes peso político para una cosa no lo tienes para la otra. Desde el principio se había comentado, como al final se vio, que Bucarest era muy complicado porque era un país de reciente incorporación y que no tenía ni una sola agencia europea. Lo que ha pasado ahí, y así me lo han trasladado desde la Secretaría de Estado y la ministra Calvino, es que el mayor peso ha sido por eso. No comparto para nada que fuera por el peso político. Cuando perdimos las olimpiadas en Madrid imagino que tampoco España tendría ningún peso. Son situaciones de competencia en las que se entra y unas veces estás mejor posicionado y tus rivales son más fuertes.

—Quizás fuera también porque se apostó más duro por el centro de meteorología para Barcelona que por León.

—No lo sé porque tampoco he estado en la profundidad de esas negociaciones. Entiendo que en Europa hay un montón de cosas a negociar y no puedo decir. Me habría gustado que León, pero no comparto que no lo haya sido porque España no haya trabajado lo suficiente o porque no tenga peso suficiente.

—Este año debería tocar congreso provincial. ¿Prevé volver a discutirle a Cendón el liderazgo del partido?

—Yo no soy muy dado a decir esta frase, pero no toca. Ni siquiera me lo he planteado. Estoy muy centrado, muy centrado, en lo que estoy, que es en intentar sacar adelante esta ciudad.

—¿No lo descarta?

—No descarto eso ni lo contrario, absolutamente nada. Ni siquiera sé cuándo va a ser.

«No descarto discutirle a Cendón el liderazgo del PSOE ni lo contrario»