domingo 17.11.2019
INFRAESTRUCTURAS

La Diputación fija la rebaja de déficit y gasto en la nueva campaña de esquí

La institución planifica la apertura de las estaciones leonesas a partir del 30 de octubre
Esquiadores en la estación de San Isidro en la pasada temporada. RAMIRO
Esquiadores en la estación de San Isidro en la pasada temporada. RAMIRO

La apertura de las estaciones de esquí suele resolverse al margen de los cálculos; la Diputación propone y la climatología dispone.

 

Con independencia de cómo llegue a coincidir la propuesta de los gestores de las pistas leonesas con las precipitaciones de nieve —en el último año hubo un desfase de dos meses— la previsión que manejan los responsables de la institución provincial leonesa pasa por una campaña de cuatro meses y medio.

La fecha con más probabilidades entre las que se pueden manejar para estar en disposición de abrir la temporada es el último fin de semana de noviembre, el último día de ese mes, para tener la opción de ganar la demanda del puente de diciembre, primer periodo estacional de temporada alta en el calendario.

En consonancia con lo planificado en otras estaciones de la cordillera cantábrica, Semana Santa marca la fecha más probable para la finalización de la campaña. El horizonte es la segunda semana de abril; el domingo de Pascua. Más de 130 jornadas de oferta básica para la actividad turística y ocio en la franja norte de la provincia.

 

Esta vez, para el estreno de la gestión del equipo de Gobierno PSOE-UPL, con el objetivo prioritario de racionalizar al máximo el gasto que supone la administración de las estaciones invernales de la provincia, que acumulan un déficit superior a los 4,5 millones de euros sólo en lo que se refiere a la cantidad acumulada en los últimos ejercicios.

Reducir costes, con la dificultad asumida de que se trata de un negocio que lleva marcados los números rojos antes de ponerse en marcha; por una parte, el desfase entre gastos e ingresos que deriva la práctica que supone la apertura de las estaciones invernales; en segundo lugar, la amortización de créditos derivados de la financiación de inversión y mejoras de infraestructuras acometidas.

Por estos conceptos, resulta casi inviable rebajar el déficit de los 2,5 millones de euros en un ejercicio. Reducir costes devuelve a la escena de la actualidad y a la agenda de la Diputación leonesa la negociación con el Principado de Asturias para lograr una fórmula de gestión conjunta; de las estaciones simétricas y paralelas de San Isidro y Fuentes de Invierno; pero, también, Valgrande-Pajares y Valle de Laciana.

Se avecinan negociaciones para lograr ese propósito, según recoge La Nueva España y afirmó la directora general de Deportes del Principado, Beatriz Álvarez, que daría continuidad a un «primer contacto, superficial, con la Diputación leonesa, una declaración de intenciones para ver si se puede llegar a una gestión conjunta», propuso la dirigente asturiana.

 

Fuentes de la Diputación de León confirmaron ayer a este periódico la línea de aproximación entre las partes. Hay prevista una reunión al más alto nivel entre representantes y delegaciones de las dos administraciones, dispuestas a alcanzar un modelo adecuado a las necesidades de los dos territorios; adecuado, además, a las exigencias financieras que derivan de este servicio.

 

Para poner en marcha la campaña, la Diputación acaba de prorrogar contratos de servicio de hostelería en las estaciones.

La Diputación fija la rebaja de déficit y gasto en la nueva campaña de esquí