viernes 22/10/21
Tres años de retraso

Educación adjudica el Conservatorio, que deberá estar listo en 20 meses

El compromiso de la consejería fijaba la apertura del nuevo centro para el curso 2022/2023
El solar en el que se construirá el Conservatorio, en el barrio de San Mamés. FERNANDO OTERO

Con más de tres años de retraso, la obra del nuevo Conservatorio de León está más cerca tras la adjudicación de la construcción a una empresa burgalesa. El precio de licitación final ha sido de 7,8 millones de euros, de los que 1,7 corresponden a la partida de este año. Para el 2022 están previstos seis más y la última anualidad, cuando se prevé que el edificio ya esté operativo para acoger las enseñanzas musicales, se remata en 2023 con cerca de 50.000 euros. El plazo de ejecución previsto es de 20 meses y desde Educación han insistido en que el edificio deberá estar listo para el verano de 2022, a fin de que pueda ser equipado de cara al mes de septiembre, para iniciar las clases.

La propuesta de la empresa CHR Europa Gestión y Construcción es 600.000 euros más barata que el importe de licitación inicial (incluido el IVA) permitido por Educación, que ascendía a casi 8,5 millones de euros. La constructora burgalesa se alzó con la obra frente a otras quince candidatas, la mayoría de fuera de la provincia de León.

El nuevo Conservatorio de León se levantará en el barrio de San Mamés, en una parcela de 8.700 metros cuadrados, de los que el edificio ocupará 4.244 y que, finalmente, tendrá 2.860 metros cuadrados útiles. La construcción de un nuevo centro para la enseñanza musical ha sido controvertida, desde que el anterior consejero de Educación, Fernando Rey, acordarse con el Ayuntamiento de León trasladar las clases a los bajos del estadio de fútbol.

Mejor oferta

La adjudicación de la obra permitirá un ahorro de casi 600.000 euros del presupuesto inicial

El fuerte rechazo social obligó a recuperar el proyecto inicial, de hacía más de una década, de un nuevo edificio en el barrio de San Mamés, frente al centro de salud de La Palomera. Pese a todo, la plataforma en defensa de un conservatorio digno continúa criticando el proyecto, alegando que nace con una capacidad inferior a la necesaria y que se quedará pequeño en los primeros años. El centro contará con 60 aulas y un auditorio con capacidad para 400 butacas. Está previsto que a la partida inicial de la obra, de 7,8 millones de euros, se sume una segunda para material y equipamiento del centro valorada en 3,9 millones.

De momento, los alumnos permanecerán en el edificio de la calle Santa Nonia gracias a un convenio con la Diputación de León, propietaria de las instalaciones. El último convenio entre ambas instituciones acaba de ser firmado y tiene dos años de vigencia, aunque en función de la evolución de las obras podría renovarse, como viene haciéndose desde 2007. Desde 2016 la Administración provincial ya no recibe ninguna contraprestación económica directa a cambio de la cesión de las instalaciones, al margen de las inversiones en los colegios rurales.

Educación adjudica el Conservatorio, que deberá estar listo en 20 meses