martes. 28.06.2022

Educación investiga un caso de supuesto maltrato de una docente de León a un niño con asperger

El alumno le dijo a su familia que quería «irse de este mundo» y no regresar a clase
undefined
Los padres, con el alumno del instituto Eras de Renueva, ante el propio centro educativo. FERNANDO OTERO

Tras la queja presentada por los padres de un alumno del Instituto Eras de Renueva por el maltrato de su tutora al estudiante, diagnosticado con síndrome de Noonan y de Asperger, la Dirección Provincial de Educación abrirá una investigación sobre los hechos, una vez que la docente, que es la tutora de segundo E, se incorpore porque ahora está de baja laboral. La familia también ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional, después de que su hijo les dijese: «No quiero ir a clase nunca más, estoy muy cansado y no tengo ganas de estudiar ni de aprender nada de nada, me da igual aprender nada ya y me quiero ir de este mundo, de este planeta, porque es una mierda y no se me respeta». 

«Esta profesora es mala, me habla mal, no me respeta y me pone muy nervioso, no puedo atender a sus explicaciones, me da miedo», contó el alumno a sus padres después de la profesora le dijese en clase delante de sus compañeros, que fueron quienes se lo contaron a la familia: «Tu trabajo está muy bien, pero te he puesto un 0 porque el día que lo expusiste oralmente balbuceabas, no sabes leer y yo solamente oí ruido y ruido. Por eso te he suspendido la asignatura, aunque tuvieras aprobado el examen y tu comportamiento sea correcto. Tienes que aprender a leer para que se te entienda».

Los padres relatan que, a pesar de que siempre había tenido buenos resultados y un comportamiento correcto en clase, «a excepción de cierta y ocasional dispersión por sus características asperger», tras regresar a clase después de navidades, empezó con dispersión, dificultad de concentración, tristeza, ansiedad, desidia y olvido de sus tareas.

Finalmente, suspendió cinco asignaturas, una de ellas, Música, de la que es responsable también su tutora.

undefined
Despedida a la entrada de clase. FERNANDO OTERO PERANDONES

Los padres comenzaron a hablar con el centro y señalan que ellos no son la primera familia que se queja ante la dirección del instituto, que una vez que advirtió a la docente de una queja más se puso de baja por incapacidad temporal. De hecho, Inspección Educativa está a la espera de que la profesora se incorpore de la baja para iniciar el procedimiento, ya que desde Educación inciden en que mientras tanto «no se puede hacer más».

«Estamos absolutamente indignados y dolidos con el comportamiento de esta profesora con nuestro hijo y con otros compañeros. Es inaceptable, del todo incompresible y sangrante», señalan los padres, que relatan que al principio de curso se reunieron con la tutora para explicarle el caso de hijo, presentarle los informes con todas las dificultades del niño y que entonces ella «se comprometió a hacer lo necesario para que estuviera lo mejor posible en el aula tanto con sus profesores con sus compañeros, afirmando incluso que estuviéramos tranquilos y que no iba a haber ningún problema con nada ni nadie», explican los padres en la queja.

Ansiedad y estrés
La profesora y tutora está ahora de baja laboral y el niño ha regresado al aula con normalidad

El pequeño, a pesar de que no quería regresar al aula e incluso «tenía miedo a cruzarse con la profesora por los pasillos», ha regresado al aula tras un parón por la ansiedad generada y sin problemas con la profesora que sustituye a su tutora. «Nosotros nos hemos enterado tarde, cuando ya había sucedido todo. Es imprescindible conocer lo que sucede desde el principio para poder actuar pronto y que no tenga las consecuencias que ha tenido en nuestro caso. Mi hijo ha sufrido exclusión no inclusión. La inclusión es también no permitir que sucedan cosas como éstas», remarca la madre del pequeño, que exige «un inclusión real» y una mayor «sensibilización social con niños con problemas o dificultades».

El relato de los padres

Los padres relatan en la queja presentada ante Educación que la profesora «ha faltado al respeto y ha humillado» a su hijo en clase. Pero que este maltrato no es sólo con este alumno, ya que en el aula emplea expresiones como «estáis alelados», «borde de mierda» o «sois gilipollas», además de gritar a los alumnos y «expulsar de clase a ciertos niños por un supuesto mal comportamiento o por una supuesta mala educación cuando no ha sido real en absoluto», como indican los padres en el texto remitido a la Dirección Provincial de Educación tras hablar no sólo con su hijo, también con otros alumnos y otras familias.

También señalan que algunos niños de la clase, según han contado sus propios padres, «han acudido a clase nerviosos y acobardados, porque si alguien se queja de su comportamiento toma represalias con los alumnos, cosa que también nos consta en nuestro caso concreto». 
 

Educación investiga un caso de supuesto maltrato de una docente de León a un niño con...
Comentarios