jueves. 08.12.2022
tie po24
Previsión del tiempo para el 24 de noviembre en León. AEMET

El tiempo en León seguirá inestable durante la jornada de hoy, en la que está previsto que las nubes y lluvias sigan siendo las protagonistas, según las previsiones de la Amet.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para hoy, jueves, en la provincia de en León cielo nuboso o cubierto. Hacia el final de la tarde la nubosidad tenderá a retirarse de norte a sur, formándose abundante nubosidad baja acompañada de nieblas y brumas.

Probables precipitaciones, tendiendo a remitir en la segunda mitad del día. Durante la madrugada, cota de nieve en 1.600-1.800 metros. Subirá progresivamente por encima de 2.000 metros desde el sur.

Al final del día, coincidiendo con el cese de las precipitaciones, volverá a descender de forma significativa en la Cantábrica hasta 1.400-1.600 metros. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en descenso.

No se descartan algunas heladas débiles en zonas altas de la Cantábrica de madrugada y a últimas horas. Viento del sur al suroeste, con algunas rachas fuertes en las horas centrales. 

El panorama nacional

En cuanto al conjunto de España, el tiempo estará revuelto este jueves y viernes, con lluvias y vientos, aunque el fin de semana se espera una climatología más estable y sin lluvias excepto en puntos aislados del norte y quizás el viernes en Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que espera que las temperaturas suban durante el día y bajen por la noche, lo que dará lugar a una gran amplitud térmica.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que este jueves seguirán pasando frentes asociados a borrascas atlánticas que dejarán lluvias en toda la Península salvo en el sur del área Mediterránea ni en Baleares. Las precipitaciones serán abundantes en Galicia, oeste de Castilla y León y buena parte de Extremadura y serán en forma de nieve en Pirineos a partir de 1.800 metros.

El viento seguirá soplando con fuerza en Galicia y comunidades cantábricas y las temperaturas bajarán ligeramente en el norte pero subirán en el sur.

Según apunta, el viernes los frentes se irán alejando por el Mediterráneo y a su paso dejarán chubascos tormentosos en Baleares y algunas lluvias en la mitad oriental de la Península que irán cesando a lo largo de la jornada.

Mientras, en Galicia, Cantábrico y Pirineos, donde llegarán vientos fuertes del noroeste los cielos estarán más nublados y con más lluvias, que también irán cesando de oeste a este, mientras que en el resto del país los cielos estarán cubiertos pero sin lluvias.

Respecto al sábado y el domingo, el portavoz espera cielos poco nubosos aunque el domingo llegará un nuevo frente que dejará lluvias pero en general el fin de semana estará marcado por los cielos de un frente que dejará lluvias en Galicia el domingo.

En general, apunta a un fin de semana de cielos poco nubosos y soleados aunque con nieblas en el interior, sobre todo en la meseta norte donde el ambiente será frío durante toda la jornada.

Las temperaturas nocturnas bajarán "claramente" el sábado y habrá heladas en zonas de montaña y también en zonas de meseta y en los páramos del centro de la mitad norte mientras que las diurnas subirán en general menos en el Mediterráneo.

Del Campo pronostica por ejemplo que en Soria las mínimas rondarán los cero grados centígrados (ºC) y las máximas 15 (ºC) mientras en el Mediterráneo, el Cantábrico y el valle del Guadalquivir se espera un ambiente "suave" para la época ya que no superarán los 20ºC.

El domingo las temperaturas máximas y mínimas subirán y las heladas reducirán su extensión y de nuevo se superarán los 20ºC en las mismas zonas que el día anterior. En buena parte del interior de la mitad norte las máximas rondarán los 10 o 15ºC y en el interior de la mitad sur serán más altas, entre 15 y 20ºC.

Respecto a la próxima semana, el portavoz reconoce que hay escenarios "bastante diversos" pero el más probable apunta a que las lluvias quedarán restringidas fundamentalmente al tercio norte peninsular y Baleares y no afectarán a la mitad sur.

Las temperaturas caerán el lunes y el martes pero no está muy claro el pronóstico para los siguientes días, aunque parece que podrían seguir bajando ligeramente y habrá heladas nocturnas en las zonas de montaña, en la meseta y en los páramos del centro y la mitad norte. Los vientos soparán flojos aunque espera Levante más intenso en el Estrecho y quizá tramontana en el nordeste peninsular y Baleares.

Por último, en cuanto a Canarias Del Campo espera que este jueves haya nubosidad compacta y lluvias débiles en el norte de las islas más montañosas, aunque a partir del viernes los cielos se abrirán y los cielos quedarán en general poco nubosos o despejados excepto por algunos intervalos de nubes en el norte del archipiélago. Las temperaturas subirán de manera progresiva y a partir del martes o el miércoles los vientos alisios se intensificarán.

En este contexto, el portavoz ha destacado que la borrasca Denise dejó un récord de racha de viento para el mes de noviembre en el aeropuerto de Menorca, donde se registró una racha de 111 kilómetros por hora y otro en Calamocha (Teruel), con 89 kilómetros por hora durante la noche del lunes al martes.

Ese día, el martes también se alcanzaron rachas de viento huracanadas, de más de 120 kilómetros por hora, en la Sierra de Alfabia (Mallorca), donde se alcanzaron 135 kilómetros por hora y rachas de más de 110 kilómetros por hora en puntos del litoral cantábrico, del litoral mediterráneo y en zonas altas del interior. El viento intenso siguió la madrugada del miércoles cuando se contabilizó una racha de 137 kilómetros por hora en Estaca de Bares (La Coruña) y de 120 en La Pinilla.

El tiempo en León: el cielo revuelto seguirá hasta el fin de semana
Comentarios