lunes 6/12/21
La balanza comercial gana peso

Las empresas leonesas exportan 62,4 millones más que antes del covid

La venta de maquinaria mecánica, carne, vidrio y material eléctrico se dispara en la provincia durante el primer semestre del año
dl30p6g1

En el primer semestre del año, las empresas leonesas que operan en el exterior han recuperado los niveles de venta previos a la pandemia. La exportación de productos a otros países rebasa en estos momentos las cifras alcanzadas en 2019, con un crecimiento exponencial del 24,7% respecto a la época anterior al covid. El balance provincial en este sentido es mejor que el anotado en España (23,3%) y en la comunidad (15%), que también recuperaron el terreno perdido.

Las restricciones que acompañaron a la emergencia sanitaria en los meses más duros hicieron que las transacciones internacionales se desplomaran de los 641 millones de euros facturados entre enero y junio de 2019 a los 564 millones ingresados en 2020. Si bien, este curso el volumen de negocio alcanzó los 703,4 millones en el mismo tiempo, es decir, 62,4 millones más que en el ejercicio libre de coronavirus.

Este importante repunte, junto con el ligero incremento de las importaciones (388,6 millones en 2021 frente a 343,5 en 2020 y 2019) impulsa el saldo comercial positivo hasta los 314,8 millones de euros, según recoge el informe elaborado para DIARIO DE LEÓN por el catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados en la Universidad, José Luis Placer. «La primera conclusión de la evolución de estas magnitudes es que 2021 está siendo un excelente año para la exportación leonesa, no solo porque hemos recuperado ampliamente lo ocurrido en 2020, sino porque nuestro crecimiento está siendo superior tanto al obtenido a nivel nacional como autonómico», analiza el experto.

Al alza

El crecimiento exportador en la provincia es ya del 24,7% en relación al primer semestre de 2019

Los cuatro sectores con la aportación positiva más significativa (maquinaria mecánica, cárnico, vidrio y material eléctrico) suponen en conjunto una contribución sobre lo obtenido en 2019 de 151,4 millones, lo que representa el 67% del total (225,3). Por el contrario, los que perdieron peso cedieron 156,8 millones. Los productos y manufacturas de fundición de hierro y acero, seguido por las prendas de vestir y los elementos farmacéuticos, aglutinan el 96% de esa caída.

En el otro lado de la balanza aparecen las partes de motores y máquinas motrices, que incrementaron sus exportaciones en 52 millones (de 28 en 2019 pasaron a 80 en 2021); la carne de porcino y ovino, que aportó 38,9 millones más (de 35,8 a 74,7); la fibra y botellas de vidrio registró 33,5 millones de subida (de 6,2 a 39,7) y las prendas de vestir para mujeres, 30,6 millones (de 3,6 a 34,2); el cable eléctrico creció en 27,3 millones (de 52,4 a 79,7), mientras que los productos laminados de hierro o acero lo hicieron en 11,7 millones (de 0 a 11,7 millones); las vacunas para medicina veterinaria y los compuestos orgánicos anotaron 11,3 millones de superávit (de 3,9 a 15,2); la pizarra mejoró sus cifras en 7,9 millones (de 34,2 a 42,1); las chapas y tiras de aluminio, con 6,1 millones más (de 9,8 a 15,9) y los productos de galletería, con 5 millones de aumento (de 62.000 a 5 millones) cierran el grupo de los sectores mejor posicionados.

Por el contrario, cuatro productos redujeron sus ventas. Los de acero inoxidable (alambrón, barras y perfiles) lideran el retroceso, con 103,4 millones menos (de 110,5 en 2019 a 7,1 millones en 2021). A continuación, se encuentran las prendas de vestir para hombre, cuyas exportaciones en 2021 se redujeron en 62,2 millones (de 63,4 a 1,2 millones). Los productos de hierro y acero (accesorios de tubería y otras manufacturas) perdieron 29,5 millones (de 29,8 a 0,3). Finalmente, los bienes farmacéuticos (preparaciones químicas anticonceptivas) retrocedieron un total de 14 millones (de 15,5 a 1,4).

«Estos movimientos en los flujos comerciales exteriores han definido un perfil exportador que, aunque en buena parte mantiene una configuración similar a la existente antes de la pandemia, ha introducido algunos cambios que necesitan un tiempo para ver si son coyunturales o aventuran un nuevo perfil provincial», explica José Luis Placer, que en su detallado análisis acredita que «antes y después del impacto de la pandemia en la exportación leonesa se ha mantenido un grupo importante y diversificado de productos, aunque haya variado el valor de sus operaciones, incluso a veces en cifras elevadas».

En ese listado, que recoge el núcleo más estable del comercio exterior de la provincia, destacan, en el sector de la agroalimentación, la carne de porcino, que facturó 31,5 millones en el primer semestre de 2019 y 60,2 en los mismos meses de 2021, y la de ovino, que pasó de los 4,3 a los 14,5 millones. El queso (34,6 y 31,4), las plantas medicinales (4,6 y 5,2), el vino (5,6 y 8,6) y las preparaciones para alimentación animal (6,6 y 6,8) han registrado unos ingresos similares, como la pizarra natural (34,2 exportados en 2019 y 42,1 en 2021) y la pizarra bituminosa (4,1 y 5,2).

En la industria química y farmacéutica, los medicamentos al por menor (10,8 millones en 2019 y 10,5 en 2021) y las materias colorantes de origen vegetal y animal (12,9 y 12,6) siguen esa misma línea. Tampoco sufrieron cambios significativos en los dos últimos años la madera contrachapada (25,2 y 26,2 millones), las prendas de vestir, no de punto, (62,4 y 35,3), las vidrieras aislantes (18,1 y 17) y las botellas de vidrio (5,4 y 16).

En el segmento de productos metálicos, las barras y perfiles de acero inoxidable (55,6 exportados en 2019 y 5,7 en 2021), el cobre refinado y aleaciones de cobre (4,2 y 7,5), así como las chapas y tiras de aluminio (9,8 y 16) continúan en una posición parecida a la que ya tenían en los meses previos al covid, más allá de la variación.

Del mismo modo, siguen en la parte alta los productos mecánicos, concretamente los motores y máquinas motrices, que ingresaron 80 millones en el primer semestre de 2021 y 28 en el mismo periodo de 2019. Sobresalen, igualmente, las transacciones de hilo y cable eléctrico (52,4 exportados en 2019 y 79,7 en 2021).

En cuanto a las diferencias producidas en estos años, que suponen la aparición y desaparición de varios productos en la oferta, la situación puede resumirse del siguiente modo: en el sector agroalimentario, las patatas, que fueron significativas en la exportación de 2019 (4,9 millones) han sido sustituidas en 2021 por las ventas exteriores de yogur y suero de mantequilla (4,1 millones), y los productos de panadería y galletería (5 millones). En la industria química y farmacéutica, las preparaciones químicas anticonceptivas, que tuvieron un peso significativo en 2019 (15,5 millones), han sido remplazadas este año por las vacunas para medicina veterinaria (10,7 millones), los tiocompuestos orgánicos (4,5 millones) y los azúcares químicamente puros (4,4 millones). Y en el área de confección, hace dos años las ventas se centraron, sobre todo, en prendas de vestir, no de punto, para hombres (58,8 millones), mientras que en 2021 las de mujeres llevan ventaja (34,2 millones). Además, este ejercicio ha surgido con fuerza la exportación de fibra de vidrio (23,7 millones).

Y en el sector de productos metálicos, fueron significativas en 2019 las operaciones relacionadas con el alambrón de acero inoxidable (55 millones), los accesorios de tubería de fundición de hierro o acero (25 millones) y las construcciones y sus partes de aluminio (4,7 millones). Estos productos prácticamente han desaparecido, mientras que los laminados planos de hierro o acero sí ganaron terreno este curso (11,7 millones).

Las empresas leonesas exportan 62,4 millones más que antes del covid
Comentarios