domingo. 26.06.2022
                      DL15P10F4-21-21-07-3.jpg
DL15P10F4-21-21-07-3.jpg

La demanda de una marca de León como destino turístico durante doce meses al año vuelve a la mesa de demanda de los hoteleros leoneses, que se enfrentan con la estacionalidad una de las rémoras para el enclave de los alojamientos. «Hay que tratar de salir a empatar al menos en los peores meses; y contra la condición de la estacionalidad, la oferta de los recursos naturales de la provincia, la oferta de referentes de fuera de la capital leonesa, es clave para lograr que León sea destino durante 12 meses al año», analiza Alberto Martínez, que dirige el hotel Real Colegiata de San Isidoro. El atractivo de León como destino no es igual que León como paso, alerta el director. Martínez también demanda una diversificación de las propuestas, los alicientes que distinguen a León y que no se aplican en los folletos de viaje. «La gente va a Nueva York se abriga atraída por el frío y el cielo azul; León también tiene un cielo azul en invierno y un frío atractivo para el viajero». Alberto Martínez señala a ese momento de vacas flacas de después de octubre que «hace inevitable el agosto» de la hotelería.

«No es igual ofrecer León como destino que León como paso»
Comentarios