martes. 16.08.2022
EDUCACIÓN

Escuelas Católicas activa un protocolo para hacer frente a los abusos sexuales

La treintena de centros de la asociación en León cuenta ya con el decálogo para saber cómo actuar.
Una niña durante una clase en un colegio católico. FRANCO SILVI

La treintena de centros de Escuelas Católicas en León cuentan ya con un decálogo para actuar frente a un posible caso de abuso sexual, «un documento sencillo que trata de orientar a quienes deben intervenir ante un caso de abusos a menores en nuestros centros e instituciones», como explica el delegado de la organización en León, Ricardo González del Val, quien añade que se ha dirigido a los directores de cada centro para, después, trasladarlo a cada miembro de la comunidad educativa a fin de que todos sepan actuar en cada momento. González del Val apunta que la elaboración del decálogo surgió en febrero tras el discurso lanzado por el papa Francisco en el cierre del encuentro sobre La protección a menores en la iglesia cuando dijo: «Ha llegado la hora de colaborar juntos para erradicar esta brutalidad del cuerpo de nuestra humanidad, adoptando las medidas necesarias». El papa incidió en este discurso en «la plaga de los abusos sexuales a menores», para considerar que «la inhumanidad del fenómeno a escala mundial es todavía más grave y más escandalosa en la iglesia», tras el goteo de casos que se han ido haciendo públicos a lo largo de los años.

«Los colegios que integran Escuelas Católicas colaborarán en todo lo que esté en su mano para la erradicación de una lacra que afecta a toda la sociedad y a también a nuestro entorno», dijo el delegado de la asociación de colegios en León para resaltar «la labor de la inmensa mayoría de los educadores que trabajan día a día en su misión evangélica en los centros y logran hacer de ellos espacios seguros». Actualmente, Colegios Católicos agrupa en León a 15.153 alumnos en 30 centros, que están trabajando ya en la elaboración de un protocolo jurídico para saber qué actuaciones se deben tener en cuenta en el ámbito laboral.

Los diez puntos del decálogo son: comunicar a la dirección los sucedido; acoger a la víctima y hablar con la familia; proporcionar atención médica si fuera necesario; abrir una investigación; alejar preventivamente al acusado de los menores; activar el comité de crisis; denunciar el caso a las autoridades; actuar; hacer un comunicado oficial condenando el caso y pidiendo perdón y adoptando o reforzando las medidas de prevención necesarias.

Escuelas Católicas activa un protocolo para hacer frente a los abusos sexuales
Comentarios