lunes. 27.06.2022

La mujer fallecida en la medianoche del jueves a la altura del Barrio de Pinilla fue víctima de una sobredosis de droga, a tenor de los primeros resultados de la inspección ocular de la Policía Nacional y de los resultados del avance de la autopsia, que no están completos por cuanto será necesario remitir las tomas biomoleculares al Instituto Nacional de Toxicología.

No se aprecian signos de muerte violenta por lo que la etiología del fallecimiento no tiene carácter criminal. Ahora solamente falta por concretar si se trató de una muerte por causas naturales o si se debió a una ingesta excesiva de psicotrópicos y estupefacientes, en una dosis letal para su fisiología.

Los hechos ocurrieron en torno a la medianoche del jueves al viernes, cuando se cursó el aviso pertinente al Servicio de Emergencias 112 Castilla y León para notificar la existencia de un cadáver en una vivienda localizada entre las calles República del Perú y República del Salvador, en la confluencia de La Casona.

Vecinos de la zona explicaron ayer a este periódico su malestar por el constante trasiego de clientes que el narcotráfico provoca en la zona, donde hace pocas semanas se produjeron algunas identificaciones por este motivo a cargo de agentes de la Policía Local de San Andrés del Rabanedo.

Pese a que se han realizado algunas intervenciones menores en todo este tiempo, la presencia de compradores y vendedores en los alrededores del barrio es constante, por lo que se exige desde el vecindario que se adopten las medidas oportunas para poner fin a estas actividades delictivas que generan inseguridad en la barriada de San Andrés.

La fallecida en la noche del jueves en Pinilla sufrió una sobredosis