sábado. 03.12.2022

La falta de personal y los fallos del sistema provocan «un atasco evidente» en el Sepe

Los sindicatos aseguran que el servicio no es eficiente porque hacen falta entre «veinte y treinta trabajadores más»
Las diez oficinas que el Sepe tiene en la provincia de León cuentan con una plantilla de cien trabajadores. JESÚS F. SALVADORES

Los problemas estructurales que arrastra el Sepe afectan especialmente a los 29.444 parados de la provincia. También a los 1.594 trabajadores que a 13 de agosto seguían afectados por un Erte. El Servicio Público de Empleo, que gestiona todas las prestaciones, se «ha quedado obsoleto». No es un organismo ágil, «ni cuenta con recursos suficientes», según denuncian los sindicatos, que exigen a la Administración que cubra todas las vacantes y que contrate «entre veinte y treinta personas más» para reforzar la plantilla. La edad media de los cien empleados que hay en las diez oficinas de León ronda los 55 años.

«Falta personal. Este año se van a jubilar quince compañeros y no se reponen las plazas», explica Ana Belén Aller, responsable de Administración General del Estado en CSIF. Además, «el 30 de septiembre cesan a los diez trabajadores de refuerzo que contrataron por el covid. Igual dejan a uno o dos hasta diciembre, pero nada más», añade la responsable del área, que también reclama la modernización del Sepe para reducir los tiempos de espera respecto al cobro del subsidio y para facilitar los trámites a los ciudadanos.

Lo mismo reivindica Luis Deleito, secretario general de FAC-USO, que reconoce «un colapso evidente y permanente» en el pago del desempleo, que depende del Gobierno. «Llevamos así treinta años. No es un organismo eficiente», lamenta.

A la calle
El próximo 30 de septiembre cesarán a «casi todo el personal que se contrató por el covid»

Crítica
El servicio público «no es un organismo ágil ni cuenta con los recursos necesarios en León»

Tampoco ayuda la tecnología. «Tenemos un sistema para trabajar en remoto, pero muchas veces no funciona y hay que volver al antiguo. Eso provoca un retraso evidente porque necesitas media hora para hacer una gestión de dos minutos», señala al respecto Ana Belén Aller, quien aclara que el colapso que provocó el ciberataque del mes de marzo, y que paralizó al organismo durante semana y media, está «solucionado» y con los expedientes «prácticamente al día» gracias al «esfuerzo» de los funcionarios, «que hicieron todos los trámites de forma manual», subraya. Algunos, incluso, doblando turnos.

Aún así hay errores a la hora de pagar el desempleo o retrasos para liquidar los ertes, como reconoce la representante de CSIF, quien cree que esos problemas se podrían solucionar si el estado contrata al personal necesario y se reduce también la tasa de interinidad, del 33%.

En los peores meses de la pandemia la actividad del Sepe se multiplicó por cinco en León, pero únicamente reforzaron la plantilla con diez personas. Para Luis Deleito el tapón se da solo en la prestación por desempleo, que «debería estar integrada dentro de la Agencia de la Seguridad Social» que demanda desde hace tiempo el sindicato USO. «Es la única solución», advierte el responsable de la Federación de Atención al Ciudadano, que reprocha a la Administración que no haya cubierto las vacantes, aunque asume que el Sepe «no es un organismo apetecible» para los funcionarios por esos problemas estructurales que complican su funcionamiento y porque las plantillas son demasiado cortas. «Se viven situaciones complicadas porque la gente viene enfadada. Les comprendemos. Hay una disfunción importante, las oficinas son muy pequeñas y cubren poblaciones grandes», apunta Deleito, que exige una oferta extraordinaria de empleo público para corregir ese «atasco permanente» que solo en León afecta a miles de personas.

La falta de personal y los fallos del sistema provocan «un atasco evidente» en el Sepe
Comentarios