jueves 26/5/22

Ferraz desmiente a Diez, respalda a Cendón y avala la guerra por el poder del PSOE local

El aparato del PSOE niega las afiliaciones irregulares después de que el alcalde trasladara que iban a ser revisadas
                      Diez convocó a la prensa a media mañana fuera del consistorio de San Marcelo. RAMIRO
Diez convocó a la prensa a media mañana fuera del consistorio de San Marcelo. RAMIRO

Si había alguna duda sobre el posicionamiento de la dirección federal en la guerra del PSOE de León se zanjó ayer. Después de que el alcalde, José Antonio Diez, saliera a la luz pública a media mañana para dejar entrever que el aparato era proclive a depurar el censo de las a su «entender» afiliaciones irregulares promovidas por el secretario provincial, Javier Alfonso Cendón, para promover la candidatura alternativa de Pilar Carnero como líder de la agrupación local socialista, la secretaría de Organización intervino sin intermediario. Sin el filtro del regidor, que había impuesto el relato de la reunión de la tarde anterior en Madrid, la secretaría de Organización nacional se descolgó con un comunicado oficial en el que desmentía «rotundamente» que haya «ninguna irregularidad en el censo de militantes en vigor», recalcaba su «más absoluta neutralidad con los candidatos a primarias» y reiteraba su «confianza en el trabajo de la dirección provincial y en su secretario general».

La intervención del aparato socialista desactivó el mensaje monopolizado por Diez. El alcalde había trasladado que la reunión del miércoles en Madrid fue «bastante positiva, aunque con la cautela de que «otra cosa es en qué pueda acabar». El regidor había puesto en boca de la federal que «en el PSOE son conscientes y están de acuerdo en que no hay para el partido un mejor candidato» que él, antes de asentar que Ferraz debía actuar «sobre todo cuando esta acción de intentar, entre comillas», derrocarle dentro de la agrupación local «viene sustentada por un número muy importante, superior al centenar, cerca de las 200 afiliaciones» controvertidas. «A mí entender, a mí entender, están carentes de la regularidad y formalización que exigen nuestros propios estatutos. Ellos quizá lo ven de otra manera, pero alguien al final tendrá que dilucidar si es así o no. Se han abierto, y así me hizo saber el secretario de Organización, a una revisión de esas fichas por si hubiera alguna cuestión anómala o irregular, cosa que me parece correcta, y si no lo hubiera también me parece correcta que figuren en el censo», señaló.

Pero no había tal apertura, de acuerdo al comunicado de la secretaría aludida. El posicionamiento tajante descarta el mensaje de Diez de que las afiliaciones controvertidas a su «entender» deberían de «haberse incorporado como afiliados directos, no como de derecho de la agrupación». «El afiliado electo es una persona que puede provenir de cualquier punto geográfico, que quiere militar entre comillas en una agrupación, pero que sus derechos se llevan al ámbito federal. Cuando hay procesos de ámbito federal pueden participar, pero cuando son de ámbito local, no pueden», describió Diez, quien mantuvo que «ha habido muchas que en base a los estatutos no clarifican o no demuestran que su domicilio o su centro de trabajo esté en esta ciudad». «No tiene sentido que alguien que viva en Málaga o en Páramo del Sil venga a decidir aquí. Si no vive en León, ni trabaja en León, ni es de León, cómo va a venir a decidir sobre el proyecto de ciudad y de una agrupación de León. Ahí están básicamente las discrepancias que yo creo que se podrán subsanar y solucionar», admitió.

Aunque, no hay debate, como desmintieron desde el aparato del PSOE para neutralizar la teoría de la revisión de las irregularidades extendida por Diez, quien había vuelto a retar a su partido con el aviso de que «para ser candidato al Ayuntamiento de León es necesario, como pasa en todos los estamentos del partido, ostentar también el poder orgánico: ser secretario de la agrupación local». «Les he dicho que no vería a Pedro Sánchez de presidente del Gobierno y a otra persona de secretario federal. Para mí es un tema innegociable», remarcó, antes de volver a advertir de que «si realmente se produce una confrontación el próximo día 4 y se permite que ese censo no se haya depurado», entenderá que» no es sólo una acción del secretario provincial sino también de Ferraz». «Si mi partido considera que no soy la persona adecuada, mi obligación en el proyecto que hemos iniciado es intentar darle continuidad», repitió como órdago para hacer ver que, si no encabeza la lista del PSOE, lo hará en otra.

La respuesta en este caso le llegó desde la secretaría de Organización provincial. En un comunicado enviado una hora después del emitido por Ferraz, el aparato en León remarcó que «este partido cuenta con más de 140 años de historia, y no va a tolerar ningún tipo de chantaje». «Se trata de un proceso ordinario interno, legal y válido que demuestra vitalidad y diálogo dentro de las bases del partido, y que nada tiene que ver con rivalidades o conspiraciones», se defendieron.

Para entonces había quedado caduco el pronóstico de Diez sobre su confianza en que «antes del miércoles se haya llegado a un acuerdo y un consenso bueno para todos».

Ferraz desmiente a Diez, respalda a Cendón y avala la guerra por el poder del PSOE local
Comentarios