viernes. 01.07.2022
RAMIRO

En alguna de las operaciones de los anteriores gestores para tratar de mejorar los resultados de la empresa Antibióticos, y dar liquidez a la compañía, apareció Kartesia. El fondo de inversión aportó dinero fresco y un respaldo financiero que se describió como la opción adecuada para colocar en la senda de la rentabilidad a ADL, que entonces ya era el nombre societario de esta legendaria marca leonesa del ámbito farmacéutico, el eje del polo bioquímico de León. En poco más de un año, se cambiaron los papeles; Kartesia concedió un crédito de 25 millones de euros; motivo esencial de su desembarco en la fábrica leonesa.

El fondo llegó a la fábrica leonesa después de un crédito de 25 millones de euros