domingo. 29.01.2023
El sector productor de leche de vacuno considera una muy buena noticia el cambio de la normativa sobre la cuota láctea española efectuada por el Gobierno de la nación en la ley de acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado por la cual las empresas tendrán que hacer frente al pago de cualquier multa europea por sobrepasamiento del límite de producción fijado para España. Los ganaderos ven de forma muy positiva la medida, aunque los representantes de las dos organizaciones agrarias que ayer consultó el Diario de León coincidieron en decir que era algo «justo» y que se tenía que haber producido «hace mucho tiempo». Para el secretario general de la Unión de Ganaderos y Agricultores de León (Ugal) -sindicato integrado en la Unión de Pequeños Agricultores (UPA)-, Matías Llorente, la medida adoptada es «genial y acertadísima». «Es lo ideal, ya que las centrales hacían el negocio con leche fuera de cupo o incluso de fuera de España y así tumbaban los precios a los ganaderos que, si había sobrepasamiento de la cuota, además tenían que pagar una multa totalmente injusta». Para Llorente, la nueva normativa llega, sin embargo, muy tarde: «Llevábamos años exigiendo un cambio de estas características y al fin nos despertamos un año nuevo con una buena noticia para el sector». El sindicalista agrario reconoció sentirse extraño, «porque es muy raro que se de una noticia buena como éstas para los intereses de las gentes del campo». Por otra parte, el sindicalista agrario decano de la provincia, Gerardo García Machado -presidente de la Unión de Campesinos Autónomos de León (Ucale)- también definió como bueno que sean las empresas las que carguen con la multa láctea los años que se produzca. «Es normal y lógico», apuntó, aunque sin embargo también explicó que era reticente con respecto a la noticia: «Me da a mí que es porque estamos en año de elecciones, no me extrañaría que para el que viene se olvidaran de ella». Control de la reserva nacional Los dos sindicalistas también coincidieron en que aunque la medida era buena, si no se repartía en condiciones la reserva nacional láctea podría haber problemas para los ganaderos. El abandono del sector implicaría que los que siguieran en él aumentaran la producción, pero si no se hace ese reparto no podrían surtir a las centrales lácteas.

Los ganaderos consideran justo que las empresas paguen la multa láctea
Comentarios