domingo. 05.02.2023
Los empresarios productores de lácteos reiteran su alerta de peligro para la supervivencia del sector que conllevaría una nueva rebaja de los precios de la leche en origen. Según denuncia la organización que representa a este colectivo, la Feplac, «son las propias organizaciones agrarias las que están comunicando a los ganaderos que el precio de la leche en origen va a sufrir recortes de más de dos céntimos de euro por litro». «Las declaraciones de los sindicatos, además de sorprendentes, resultan alarmantes, porque resulta increíble que sean los propios representantes de los ganaderos quienes anuncien los recortes, cuando aún no lo han hecho las propias empresas», opina esta federación. Esta medida afectará aproximadamente, a un millar de explotaciones ganaderas de producción lechera en la provincia leonesa. La federación de productores cuestiona el razonamiento de este recorte que han decidido ya las industrias de transformación «máxime, cuando el producto final sube de precio en la distribución, incluidas las denominadas marcas blancas», se indica en un comunicado de prensa facilitado ayer por la Feplac, que preside el ganadero leonés José Antonio Herrero. La federación de productores de leche relaciona esta rebaja, que late en el entorno del mercado desde las últimas semanas del otoño, con una crisis en el sector ganadero que se uniría a la entrada de leche líquida procedente de Francia a precios bajos y desde finales del próximo mes de marzo. «Esa importación se extenderá hasta julio y ocasionará distorsiones importantes en la balanza de la compra venta. La industria ya sabe que la ganadería está en una situación límite y debe ser consciente también de que a partir del mes de agosto se regresará a una situación de menor cantidad de leche en el mercado; así es que sería conveniente una protección de las rutas de recogida actual y mantener la producción», apuntan desde de la Feplac. Ayudas directas Frente a la situación de asfixia económica a la que están sometidas las explotaciones lecheras, la Feplac exige a las administraciones que se compense con ayudas directas a los ganaderos similares a las que reciben los productores franceses de su gobierno, que llegan a una media de 30.000 euros por explotación. «Así, en Francia se supera la crisis coyuntural que atraviesa el sector de vacuno de leche debido a los cambios impuestos por la Agenda 2000 o la inclusión de los acuerdos con los que la Organización Mundial de Comercio permite facilitar la importación de los lácteos industriales», sugiere la federación de productores.

Los ganaderos de leche creen que el sector no resistirá una nueva rebaja de dos...
Comentarios