sábado 4/12/21

El Sindicato Satse señala que garantizar la seguridad del paciente, a través de la ley presentada en el Congreso de los Diputados, que establece una asignación máxima de pacientes por cada enfermera, supondría un coste de 50-60 euros por habitante al año mientras que el ahorro para el Sistema Nacional de Salud (SNS) sería de miles de millones de euros.

A la espera de que la Ley continúe su tramitación parlamentaria en la Cámara Baja, el sindicato estima el gasto que supondría su aplicación para las arcas públicas, concluyendo que sería «absolutamente irrisorio» si se compara con lo que el sistema sanitario gasta en el tratamiento de patologías y procesos crónicos que se podrían evitar con un número adecuado y suficiente de enfermeras en todos los servicios de salud.

Según Satse, el coste estimado sería de entre 50 y 60 euros al año por habitante, una cifra perfectamente «asumible» y más que justificada por los beneficios que conllevaría para la salud y seguridad del conjunto de la ciudadanía el contar siempre y en cualquier hospital, centro de salud o centro sociosanitario con el número adecuado de enfermeras que multitud de estudios científicos y expertos nacionales e internacionales establecen como el adecuado y seguro. Por grupos de diagnósticos, las estancias medias más prolongadas corresponden a enfermedades mentales (67,7 días).

Garantizar la norma solo cuesta 50 euros al año por habitante
Comentarios