miércoles 01.04.2020
Infraestructuras

El Gobierno pone en liquidación la rampa de Pajares

La línea convencional, en servicio desde 1884, se cerrará con la apertura de la Variante
Traza de la rampa de Pajares. RAMIRO
Traza de la rampa de Pajares. RAMIRO

La rampa de Pajares tiene fecha de caducidad; dos años, no más; la apertura de la Variante arrastrará al cierre de este surco ferroviario que desde 1884 abrió entre León y Asturias una traza mítica, testigo del florecimiento y depresión económica del norte del país. No habrá clemencia; el Gobierno está decidido a liquidar el enlace por vía convencional una vez que estén en servicio los túneles (no antes de 2022, según los plazos de ejecución de obra en los túneles y el tendido de vía entre León y La Robla), sin atender al plan de rescate previsto por el ministerio de Fomento de Iñigo de la Serna, en 2018, cuando el ejecutivo del PP se decidió a optimizar el paso de la línea de alta velocidad en ancho internacional y modernizar el lazo del cordal con una inversión de 145 millones de euros. No hay marcha atrás en las intenciones socialistas de revocar este plan, lo que conllevará el cierre de la legendaria vía; y, de paso, dejar sin servicio de tren a tres municipios del norte leonés que en los últimos 140 años disfrutaron de este medio de transporte. Los conceptos de la inversión llegaron a tener asientos en las últimas cuentas del ejecutivo del Partido Popular. Cierre para mercancías. También para viajeros. El Adif, Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dependiente del Ministerio de Transportes, puso en la diana aquel plan salvador del último gobierno del PP, y no cambiará una coma de la táctica que dejó entrever cuando el PSOE tomó el control d ellas infraestructuras del país tras la moción de censura a Mariano Rajoy, hace dos años. Se enfrentaban dos conceptos: liberar la Variante de Pajares para una línea de alta velocidad según el postulado de la Unión Europea, en ancho internacional, o el mestizaje del triple hilo con ancho ibérico, para soportar el avance de los trenes mercantes (no hay convoyes que puedan circular en ancho internacional entre el material rodante de mercancías). La tercera opción («que adquieran trenes y vagones en ancho estándar», tal y como llegó a proponer el Foro Asturias, principal defensor de que los enlaces entre León y el Principado discurran en ancho internacional) no se pudo llevar a cabo por el equilibrio de fuerzas parlamentarias que derivó de las últimas elecciones legislativas.

Vía estratégica

El ejecutivo del PP llegó a contemplar 145 millones para asegurar el paso de mercancías

El Gobierno ya no oculta que la rampa será sacrificada. Sólo mantendrá actividad por esta traza en Asturias, para cercanías de Renfe hasta Puente Los Fierros, al pie del puerto. No es preciso advertir el silencio que se cierne sobre la vía del tren que durante casi siglo y medio alumbró la vida del valle alto del Bernesga, como un faro desde las estaciones de La Pola, de Villamanín, de Busdongo. Más allá de La Robla, se acabó el tren en superficie. Cuando abra la Variante de Pajares, morirá la rampa. El Gobierno considera ahora demasiado costosa cualquier medida que permita una posibilidad de subsistencia.

El Gobierno pone en liquidación la rampa de Pajares