domingo 17.11.2019
Economía

La guerra comercial enfriará la economía local y amenaza el pujante sector del vino

Los aranceles anunciados por Estados Unidos y China auguran un impacto negativo en la balanza comercial de la provincia
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el máximo mandatario chino, Xi Jinping. CJ GUNTHER - JIJI PRESS
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el máximo mandatario chino, Xi Jinping. CJ GUNTHER - JIJI PRESS

La sucesión de aranceles anunciada por Estados Unidos y China en una escalada de su guerra comercial «contraerá la economía leonesa» y ha llevado la preocupación a varios sectores económicos de la provincia que se verán directamente afectados por la subida de tasas. La agroalimentación —muy especialmente el vino— recibirá uno de los mayores impactos, un varapalo enorme cuando acaba de constatarse que Estados Unidos había doblado entre enero y mayo de este año las importaciones de vinos leoneses pasando de los 900.000 euros a los 1,7 millones. En China, las ventas de este producto alcanzaron en los primeros cinco meses del año medio millón de euros, una cifra muy similar al mismo periodo del año anterior.

 

En la práctica, el aumento arancelario, además de enfriar las ventas de productos a Estados Unidos, también puede ocasionar una bajada de precios en origen de la mercancía. En caso de que los aranceles se apliquen sobre el total del valor del producto, una botella de vino de León puede pasar de los 10 o 12 dólares actuales a un rango de 20 a 25 dólares.

 

El análisis realizado sobre esta guerra comercial por parte del catedrático de Comercialización e Investigación de Mercado y responsable de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de León, José Luis Placer Galán, apunta una tendencia que también se trasladaría, aunque aún no se sabe cómo, a otros sectores importantes para la economía provincial. Podría ser el caso de la maquinaria y motores que se exportan a EEUU (12,8 millones en los primeros cinco meses del año), no tanto de las prendas de vestir (supusieron 9,4 millones), pero sí del material eléctrico —este año se han vendido casi cuatro millones de euros en cable a las empresas norteamericanas— y de los productos farmacéuticos, que han supuesto hasta mayo ingresos de 3,8 millones de euros para las empresas leonesas. De este elenco, Placer descartaría una alteración de las exportaciones de acero, hierro o alumnio porque ya han asumido una reciente variación en los impuestos. En total, León vendió productos a Estados Unidos en los cinco primeros meses de 2018 por valor de 45,9 millones de euros. El cierre de la factoría de Vestas en Villadangos, que enviaba componentes a las factorías norteamericanas de aerogeneradores, ha rebajado esta cantidad hasta los 37,3 millones de euros en 2019.

 

Respecto a China, no hay grandes variaciones en comparación con el pasado año. Tomando el mismo periodo de referencia que con EEUU —de enero a mayo de 2019—, León exportó al país asiático 6,1 millones de euros: cinco millones fueron prendas de vestir del grupo Inditex y medio millón de euros correspondió a ventas de vino. El resto de productos tan solo registran cifras testimoniales.

 

«El impacto será negativo para el comercio internacional porque poner más aranceles a la libre circulación de mercancías frenará las exportaciones y las importaciones», afirma Placer Galán, que actualmente se encuentra inmerso en la elaboración de un profundo informe sobre el sector agroalimentario de León.

 

El panorama comercial con el exterior es actualmente el siguiente a ejercicio cerrado: las exportaciones durante el año 2018 alcanzaron los 1.759,19 millones de euros, con una fuerte subida respecto del año anterior (23,21%), frente a la bajada del 1,60% del conjunto de la Comunidad. El número de empresas exportadoras fue de 1.132, un 29,82% más que en 2017.

 

Las importaciones, por el contrario descienden un 7,05%, con un valor de 835,44 millones de euros, con 1.758 empresas, un 24,68% más que el año anterior. Con estas cifras, el saldo de 2018 fue positivo por un valor de 923,74 millones de euros, con el valor más pequeño (pero positivo, 34,25 millones) en el mes de agosto y el mayor (128,67 millones) en el mes de junio. A lo largo del año hubo 626 empresas más dedicadas a la importación que a la exportación.

La guerra comercial enfriará la economía local y amenaza el pujante sector del vino