miércoles 25/5/22
                      Instalaciones de Salvio Barrioluengo donde se produjo el suceso. P.I.
Instalaciones de Salvio Barrioluengo donde se produjo el suceso. P.I.

Un hombre de 53 años de edad resultó ayer herido de «extrema gravedad» por un disparo en la cabeza cuando se encontraba en las instalaciones de la Galería de Tiro de la subplanta del centro deportivo municipal Salvio Barrioluengo. Los hechos ocurrieron al filo de las ocho menos cuarto de la noche después de que la víctima participara en un curso de tiro olímpico organizado por la Federación leonesa de Tiro.

Según testigos presenciales, el hombre se quedó por detrás del grupo una vez que finalizaron las prácticas y los inscritos estaban dejando las armas que habían utilizado para practicar la puntería en un receptáculo y atendiendo las últimas explicaciones cuando se produjo el suceso. No vieron lo que hizo, pero sí sintieron que caía al suelo. Al comprobar la gravedad de las lesiones avisaron inmediatamente al socorrista de la piscina del centro deportivo, que fue el primero que pudo atender al herido, a los agentes de la Policía Local y Nacional, que se personaron, y al Servicio de Emergencias del 112 de Castilla y León, que envió una ambulancia que acudió al lugar y trasladó a la víctima al Complejo Asistencial Universitario de León (Caule). Los servicios de Urgencias intentaban a las nueve de la noche salvar la vida del hombre, que llegó inconsciente y con lesiones muy graves. Fuentes hospitalarias reconocieron importantes daños cerebrales. Al parecer, presentaba un disparo en la sien, según fuentes de la investigación, que analizaban ayer por la noche la escena del incidente y revisaban las grabaciones de las cámaras para esclarecer los hechos. Todo apunta a que el varón se autoinflingió el disparo.

El suceso conmocionó al resto de participantes en el curso de Tiro y al personal de las instalaciones deportivas, aunque por fortuna pocos de los usuarios de las piscinas en ese momento y de las salas del centro municipal tuvieron conocimiento del desafortunado incidente.

La Policía Nacional se encarga del caso y desplazó a agentes especialistas de Policía Científica, que acordonaron el espacio. El presidente de la Federación de Tiro, que gestiona la Galería donde se produjeron los hechos, se encontraba también allí para colaborar con ellos.

Al cierre de esta edición, el hombre se encontraba extremadamente grave y se temía por su vida.

Herido muy grave por un disparo en la cabeza tras un curso de tiro olímpico