miércoles. 06.07.2022
Sanidad

El Hospital de León humaniza el protocolo de acceso

Se conceden autorizaciones a un solo familiar para acompañar a los enfermos que lo necesiten tras confirmar que es covid negativo con una PCR
hospi
Un familiar por enfermo podrá obtener una autorización de acompañamiento en el Hospital. JESÚS F. SALVADORES

Parra atajar las sucesivas olas de coronavirus, el Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) ha pasado por diferentes fases. Desde el cierre total a familiares y amigos de los pacientes en un intento de frenar la rápida expansión de un virus que ha sido capaz de provocar una pandemia, hasta introducir excepciones de paso para que al menos un familiar pudiera entrar enfundado en un Epi a dar el último adiós a los enfermos, de la mano de una ley de humanización de la Sanidad. El Hospital ha vivido dos años de vaivenes en el acceso con una cadena de cierres y aperturas cuando disminuía la incidencia.

Con la irrupción de la sexta ola el pasado diciembre, el Hospital leonés volvió a blindar en parte la entrada a acompañantes. Un protocolo que ahora cambia para que las instalaciones hospitalarias se vuelvan a humanizar sin riesgos y se conviertan en accesibles para algún familiar si el médico estima que la persona ingresada requiere de un acompañamiento, como es el caso de enfermos mayores que se desorientan o padecen alguna invalidez física o mental.

El nuevo protocolo de acceso al Complejo Asistencial Universitario de León permite a ese familiar entrar y salir de la habitación de su pariente tras efectuarle una PCR en el Hospital. En cuanto la prueba da un resultado negativo le conceden una tarjeta identificativa con su nombre y su DNI y se convierte en la única persona que puede acudir a la estancia donde está hospitalizado su pariente.

Esa persona autorizada puede salir a comer, a cenar o a dormir y luego volver, pero solamente es la única que puede entrar a la habitación de su familiar. Si al cabo de cuatro días quiere rotar con otro familiar en el acompañamiento porque la estancia del enfermo se alarga, se repite el procedimiento. Al nuevo familiar se le efectúa una PCR y se le concede otra tarjeta identificativa para ser en exclusiva quien pueda visitar a su familiar. El Hospital gestiona un millar de camas, 4.360 empleados y 320.000 pacientes al año.

El Hospital de León humaniza el protocolo de acceso