viernes 23/4/21

Los hosteleros leoneses llaman a la movilización para evitar «la ruina»

Javier Vega, Máximo Díez, Martín Méndez y Javier Cepedano, durante la presentación. FERNANDO OTERO

Los hosteleros «no aguantan más». De poco servirá que les dejen abrir mañana si se limita el aforo al 30% de aforo en el interior y se tienen que cerrar los negocios a las diez de la noche. Tampoco han llegado las ayudas prometidas por la Junta y el Gobierno. Una situación insostenible que desembocará hoy en una protesta «masiva» por las calles de León para exigir a las autoridades públicas un «plan de rescate» que permita la supervivencia del sector.

Así lo denunció ayer el responsable de la Asociación Provincial de Hostelería, Martín Méndez, durante la presentación de la protesta, que arrancará a las diez de la mañana desde la Subdelegación del Gobierno. También participará una caravana de vehículos. Y vestirán de negro. A las once de la mañana se concentrarán frente a la delegación de la Junta. «Nos van a llevar a la ruina», lamentó. Estuvo acompañado por el presidente de la Fele, Javier Cepedano, y por el de la Cámara de Comercio, Javier Vega, que comparten las mismas reivindicaciones.

También participaron en la rueda de prensa Máximo Díez, encargado de hostelería en el CEL, César Farrapeira (Distribuciones Farrapeira) y Jerónimo Fernández, representante de las agencias de viaje. «Vamos a perder un montón de empresas», avisó Martín Méndez, que pidió el respaldo de todos los leoneses para evitar la defunción de una actividad de la que dependen «16.000 trabajadores» en la provincia, recordó. Criticó que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, anunciara por los medios de comunicación el posible regreso a la actividad a partir del día 4 sin hablar antes con los afectados y sin consensuar unas medidas menos lesivas. «Muchos negocios no son viables con esa limitación de aforos, sobre todo los que tienen empleados. En la hostelería es donde más medidas se han tomado. Nosotros hemos cumplido y ahora no pueden abandonarnos», continuó Martín Méndez, que exigió «un plan de rescate» que amortigüe el impacto de la crisis sanitaria y un modelo de desescalada similar al que ha llevado a cabo la Comunidad de Madrid. «No sabemos nada del paquete de ayudas que prometió la Junta. Al menos al bolsillo de los empresarios no han llegado», subrayó el presidente de los hosteleros.

En esa misma línea, César Farrapeira recordó que alrededor de los bares y restaurantes hay «un ingente número de empresas y de personas que se ven afectadas» por estas decisiones. «La gestión de la Junta ha sido nefasta. Pecan de soberbia y no han tenido ni un solo contacto con el sector», apuntó. Pidió la dimisión de Igea porque «está llevando a muchísima gente a la ruina».

Mientras, Jerónimo Fernández trasladó que en León hay unas 425 familias que dependen de una forma directa de las agencias de viaje, que —aclaró— solo facturan el cinco por ciento de lo que vendían antes del covid. Cree que los ICO no solucionan nada y reclamó ayudas directas que inyecten liquidez a los empresarios para poder mantener la actividad y evitar despidos. Hoy defenderán sus derechos en la calle. Desde las diez de la mañana.

Los hosteleros leoneses llaman a la movilización para evitar «la ruina»