miércoles 14/4/21
Tribunales

Imputadas cuatro personas más por el crimen de Dawry

La decisión de la Audiencia eleva a quince la cifra de investigados
Inmediaciones del paraje en el que apareció el cadáver del joven dominicano. FERNANDO OTERO

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial dictó un auto por e que revoca la decisión del juzgado de Instrucción número 2 de León de archivar la parte de la causa que atañía a cuatro personas relacionadas con el crimen del dominicano Dawry Vilorio Almonte, ocurrido hace ahora un año y por el que 15 personas ahora mantienen la condición de investigados. Se trata de dos individuos leoneses y otros dos de origen sudamericano.

El recurso del Ministerio Fiscal formulando primero reforma y luego apelación contra el auto del juzgado que sobresee provisionalmente el procedimiento contra varios de los que aparecen como investigados en el mismo, «debe de ser estimado», según los tres ponentes. Alega el Ministerio Público que todavía existen investigaciones en marcha que hacen precipitada la decisión de sobreseimiento adoptada por la juez de instrucción, «debiendo avanzarse mas en dicha instrucción y averiguación de los hechos y de la participación en los mismos de los investigados».

A criterio de la Audiencia, la instructora «en el auto apelado nada razona en relación con los motivos del sobreseimiento de cada uno de los investigados, impidiendo a esta sala conocer de la procedencia del sobreseimiento y por ello atendiendo a la petición del Ministerio Fiscal, se está en el caso de continuar adelante con la investigación del hecho respecto también de los investigados a que alude el auto apelado del Juzgado de Instrucción de fecha 8 de julio de 2020, cuya resolución se revoca y deja sin efecto alguno».

Argumentos
El recurso asegura que la motivación para el archivo de su parte de la causa era muy escasa

La sala acuerda estimar el recurso de apelación formulado por el Ministerio Fiscal, contra el auto de fecha 8 de julio de 2020 dictado por el Juzgado de Instrucción 2 de León, cuya resolución «revocamos y dejamos sin efecto, debiendo el juzgado reabrir las diligencias que había sobreseído provisionalmente en el auto apelado, continuando como investigados en la presente causa todas las personas a las que cita en dicho auto».

El conglomerado de personas investigadas por esta causa suma una parte de dominicanos y sudamericanos, varios leoneses y un búlgaro, aunque vista la evolución de la investigación, no se descarta que se produzcan más novedades. La instrucción se había dado por concluida y ahora será necesario reabrirla.

El crimen de Villavente ocurrió el 25 de febrero. Una mezcla de causas aún sin concretar llevaron a que la víctima resultara asesinada de dos disparos, realizados presuntamente por un amigo de su infancia. La familia de la víctima lamentó en este periódico que el supuesto autor de los disparos se presentara a dar el pésame a sus allegados y que firmara en el libro de testimonios.

La madre y la novia de Dawry negaron que llevara un nivel de vida elevado y también su implicación en cualquier asunto relacionado con las drogas. El presunto autor de su muerte es un amigo de la infancia, que también procedía de la República Dominicana. La versión que sostiene la Guardia Civil es que lo llevó engañado a Villavente para vengarse de un episodio de robo con fuerza que había sufrido su madre en su domicilio y que una serie de confusiones provocaron el fatal desenlace.

Algunos de los investigados estaban presentes en el momento de los disparos. Aseguraron ante la Benemérita que guardaron silencio por miedo insuperable a que el presunto autor, el único que está en la cárcel, acabara con sus vidas también.

Imputadas cuatro personas más por el crimen de Dawry