martes 18.02.2020
LEÓN ■ UN PROYECTO INACABADO

El Imserso da un tercer giro a la Ciudad del Mayor y la destina a centro de autismo

El Gobierno tramita otra orden ministerial que sustituya a la anterior que lo dedicaba a discapacidad intelectual
Estado de abandono de los jardines del edificio. RAMIRO
Estado de abandono de los jardines del edificio. RAMIRO

carmen tapia | león

«Será un centro destinado a personas en situación o riesgo de dependencia derivada de Trastornos del Espectro Autista (TEA)». Esa es la respuesta oficial que el Imserso, organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, da a este periódico sobre el futuro del edificio conocido como la Ciudad del Mayor. El Imserso avanza a este periódico que a final de año publicará una nueva Orden ministerial que sustituirá a la anterior, publicada en junio de 2015, que convertía a la infraestructura en un centro de referencia nacional para personas con discapacidad intelectual. La atención al espectro autista es el tercer uso pensado para este edificio ideado por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero e impulsado por su principal valedora, la leonesa Amparo Valcárce para una atención integral a las personas mayores.

La publicación de esta orden supondrá la concreción de la nueva previsión de utilización de un centro terminado y completamente dotado desde el año 2013.

El centro tendrá ámbito nacional, dependiente del Imserso «y será un recurso socioterapéutico y de apoyo a la familia que, en régimen de día o de atención ambulatoria, prestará atención integral y especializada a las necesidades básicas, terapéuticas y sociales de estas personas en situación de dependencia derivada de trastornos del espectro autista, promoviendo su autonomía y una permanencia adecuada en su entorno habitual»,

El centro funcionará de forma independiente a la Asociación de Personas Autistas de León, que cuenta en la ciudad con su propio centro de atención en La Lastra.

Estrategia nacional

El Gobierno se ha dirigido directamente a la asociación nacional de autismo para recibir asesoramiento sobre las necesidades de las personas a las que estará destinado el recurso. «Nuestra prioridad es la investigación y la formación», asegura el presidente de la Confederación Autismo de España, Jesús García. «El Gobierno aprobó en el año 2015 la estrategia nacional para la atención de las personas autistas y la puesta en marcha de este recurso responde a esa estrategia», asegura. García y el Gobierno mantienen reuniones desde el mes de junio «para definir el papel y asesorarles sobre las necesidades del autismo».

La normativa actual del centro (Orden SSI/1189/2015, de 18 de junio) no define la forma de gestión del centro, pero fuentes oficiales del Imserso aseguran que la previsión actual «es que sea gestionado directamente con personal propio del Imserso, contratándose los servicios generales complementarios, la vigilancia y seguridad, el mantenimiento y los suministros».

Las obras están finalizadas y recepcionadas, las instalaciones están legalizadas, el centro cuenta con certificación de eficiencia energética y está totalmente equipado. Dispone de licencia municipal de primera ocupación y se encuentra en tramitación la obtención de licencia urbanística de actividad. Dispone de autorización sanitaria de instalación concedida por el Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social de la Junta de Castilla y León.

El Gobierno descarta la renovación de las instalaciones ni realizar nuevas inversiones para poner en marcha el recurso pensado para personas con autismo. «Únicamente se realizarán las adecuaciones exigidas por normativa y necesarias para la obtención de las licencias preceptivas».

El edificio, construido en una parcela cedida por el Ayuntamiento, costó siete millones de euros. La crisis económica paralizó el proyecto. En 2012, el Gobierno del PP aprobó la última inversión de 1,9 millones para terminar una construcción paralizada y en 2013 desbloqueó una partida de 140.000 euros para su dotación, con el asesoramiento de Asprona de León ya que la segunda idea era destinarlo a personas con discapacidad intelectual.

La construcción fue consensuada con los vecinos de la zona, es vanguardista y diseñado bajo los criterios de la eficiencia energética. Consta de dos plantas y 2.050 metros construidos.

El Imserso da un tercer giro a la Ciudad del Mayor y la destina a centro de autismo