viernes 24/9/21
Empresas

El Inbiotec pide una prórroga al juez para que la Junta concrete una solución

La plantilla solicita la ampliación del periodo de consultas tras el compromiso de la consejera
Concentración de los trabajadores del Inbiotec en el mes de junio frente a Botines. FERNANDO OTERO

Los investigadores del Instituto de Biotecnología de León no pierden la esperanza. Aún confían en un giro de última hora que devuelva a la vida al Inbiotec, inmerso en un concurso de acreedores que amenaza su supervivencia después de casi 30 años de servicio a la comunidad científica.

Han pedido al administrador la ampliación del periodo de consultas para negociar el ERE de los ocho trabajadores del centro después de que la consejera de Industria y Empleo de la Junta, Ana Carlota Amigo, dijera el martes que confía en alcanzar una solución. También aseguró que está en contacto con la Universidad y que hablará con la plantilla.

«Las negociaciones con la empresa continúan. La próxima reunión es el lunes 6. Este día es el último del plazo legal de consultas para la negociación del ERE. Esperamos que antes de esa fecha límite llegue una propuesta de la Junta. No obstante hemos solicitado la ampliación para que dé tiempo a concretar las soluciones que se planteen», explicó ayer el investigador Antonio Rodríguez tras el encuentro que mantuvo la comisión que representa a la plantilla con el administrador concursal.

Respaldo público

Los investigadores del centro esperan que Ana Carlota Amigo cumpla y aporte alguna propuesta

El día antes la consejera reveló que no está todo perdido y «siempre hay alguna posibilidad», aunque reconoció que la situación es «muy complicada». A pesar de que no concretó de momento ninguna medida, sus declaraciones, las primeras que hacen desde la Administración autonómica desde que se presentó el concurso hace cuatro meses, insuflan algo de ánimo a los investigadores del centro, que piden garantías.

«Sin apoyo estructural de las instituciones, la Junta debería ser la primera, es muy complicado que un centro así se mantenga», defienden. En este sentido, reivindican que un 33% de los fondos que llegan al instituto provengan del erario público pero sin que la financiación se vincule a proyectos concretos, como ocurre en los países de Europa que dan más importancia a la investigación. De momento la única certeza es que el juzgado admitió a trámite el procedimiento concursal y que ya se ha iniciado el proceso de liquidación del Instituto de Biotecnología. En las tres reuniones que han tenido con el administrador no se ha llegado a un acuerdo para extinguir los contratos. El lunes tienen una nueva cita. Quizá la última, aunque ya se ha solicitado una prórroga. La pelota está en el tejado de la Junta. El tiempo juega en su contra.

El Inbiotec pide una prórroga al juez para que la Junta concrete una solución