sábado 17/4/21
Ciberseguridad

El Incibe detecta en la provincia 11.075 equipos infectados o en riesgo

La principal amenaza es el software malicioso que se infiltra en los dispositivos tecnológicos
Fachada del Instituto Nacional de Ciberseguridad, en el polígono de La Lastra. MARCIANO PÉREZ

El Instituto Nacional de Ciberseguridad detectó en la provincia 11.075 activos tecnológicos afectados o relacionados con alguna actividad maliciosa durante los últimos cuatro meses del año pasado. Más de la mitad, el 53,84%, de los sistemas infectados o en serio riesgo estaban localizados en el municipio de León, donde se concentran la mayoría de los ataques, según se desprende del informe que ha elaborado el Incibe. En Ponferrada se dieron el 16,92% de las alertas, que también saltaron, aunque de una forma más residual, en Carrizo de la Ribera (2,24%), La Bañeza (2%), La Robla (1,94%), Cembranos (1,86%), Astorga (1,75%) o Bembibre (1,67%).

La principal amenaza a la que se enfrentan estos equipos o redes es el malware, según advierte el Instituto Nacional de Ciberseguridad, que incluye en esta categoría «cualquier pieza de software que lleve a cabo acciones como extracción de datos u otro tipo de alteración del sistema» sin conocimiento del usuario. Suponen el 47,52% de las operaciones detectadas entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2020.

También destacan, con el 36,28% de los ataques, los ‘botnet’, que son «un conjunto de ordenadores infectados controlados por una misma persona u organización criminal para llevar a cabo acciones maliciosas», según la descripción que hace el Instituto Nacional de Estadística. Otro 14,65% corresponden a los intentos de acceso a los equipos «con el fin de explotar vulnerabilidades conocidas o un ataque desconocido», avisan. El resto (1,49%) aluden a contenido no deseado y a cualquier otro tipo de actividad perjudicial relativa a la ciberseguridad.

Servicio gratuito
La Oficina de Seguridad del Internauta proporciona las herramientas para evitar este tipo de ataques

En la Comunidad el número de equipos con problemas de este tipo ascendió a 57.498, según este informe. Donde más incidencia hubo fue en Valladolid, que concentró el 27,88% de las acciones maliciosas, mientras que en León se dieron el 19,35%. Burgos, con el 14,25% y Salamanca, con el 13,63%, aparecen justo detrás. Menos impacto se registró en Palencia (7,01%), Segovia (6,98%), Ávila (5,12%), Zamora (4,71%) y Soria (2,06%).

En cuanto a las autonomías más afectadas, Cataluña y Madrid, con el 19% cada una, además de Andalucia, donde se encontraban el 16% de los activos vulnerables, ocupan los tres primeros puestos. Castilla y León aparece en el séptimo lugar, con un 4% de cuota, por detrás del País Vasco (5%), Galicia (6%) y Comunidad Valenciana (9%). En La Rioja, que cierra la clasificación, el Incibe contabiliza solo el 1% de los activos únicos afectados por problemas de seguridad. Para luchar contra estos ataque el Instituto, con sede en la ciudad y dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, cuenta con la Oficina de Seguridad del Internauta, desde donde «proporciona información, servicios y herramientas gratuitas para identificar, evitar y resolver» este tipo de contratiempos.

El Incibe detecta en la provincia 11.075 equipos infectados o en riesgo