miércoles 15.07.2020

Las intervención depende de que se haga la ronda Interior

La eliminación del tráfico en el entorno de la muralla se cita como parte indispensable del plan de recuperación que el Ayuntamiento arrastra desde hace décadas. La última incorporación a este objetivo se apuntó con la peatonalización del primer tramo de Los Cubos, desde la zona trasera de la Catedral hasta el cruce con la calle del Pontón. Ahora, la intervención desde este punto hasta completar el codo que hace la muralla con su entrada en Carreras y la desembocadura en el Espolón sumará otros 4.246 metros cuadrados de espacio público peatonalizado. En la documentación del plan Edusi se especifica que se limpiará todo el tramo de la fortificación afectado para eliminar vegetación, se saneará el lienzo y se pavimentarán los 727 metros del adarve. En los viales, se marcarán sobre el terreno las huellas de los cubos derribados a principios del pasado siglo y se colocarán carteles con la historia de la evolución del recinto histórico, la casona y el significado de Puerta Castillo, además de bancos, papeleras, árboles y pequeños arbustos y flores. Para conseguir todos estos objetivos tendrán que ejecutarse la ronda Interior. La construcción del vial de doble carril obligará a demoler la manzana de casas que delimitan las calles Fernando I y Alfonso el Justiciero. Antes, tendrá que terminar de expropiarse las casas, cuyo coste se estima que ronde los 3,9 millones.

Las intervención depende de que se haga la ronda Interior