martes. 29.11.2022

La Guardia Civil investiga a una mujer de 61 años de edad y residente en León, como presunta autora de un delito de tráfico ilegal de especies protegidas o en peligro de extinción. Se han incautado un bolso de piel de cocodrilo, una piel de serpiente boa del Amazonas y una manta confeccionada con pieles de güanaco. La operación se desarrolló en el marco del operativo Thunder, un plan de servicio nacional dedicado a la lucha contra el tráfico de especies protegidas.

El inicio de esta investigación tuvo lugar el pasado 24 de noviembre, cuando la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de la Comandancia de León detectó varios artículos anunciados para la venta en una determinada página web fabricados con partes o derivados de animales protegidos por el Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.

La presunta autora es investigada por comercializar las partes o derivados de las mismas sin contar con los diferentes certificados y documentos que las ampare, y sin poder acreditar su procedencia.

Estas especies están protegidas por el acuerdo internacional concertado entre los gobiernos de la mayoría de los países con la finalidad de velar por que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres, para que no constituya una amenaza para la supervivencia de las especies protegidas.

Investigada por traficar con piel de especies protegidas una leonesa de 61 años
Comentarios