martes 20/10/20
Entrevista a Ana Carlota Amigo

«A la Junta no le ha hecho falta la Mesa para demostrar su compromiso real con León»

CINCO MESES. Heredera de la consejería que dejó Germán Barrios en mayo, la leonesa Ana Carlota Amigo (Cs) ha iniciado una revisión de todas las políticas de empleo y los planes industriales para encarar la nueva crisis. Y sostiene con firmeza que el leonesismo es el peor enemigo de León.
Ana Carlota Amigo, durante su entrevista con Diario de León. JESÚS F. SALVADORES
Ana Carlota Amigo durante su entrevista con Diario de León. JESÚS F. SALVADORES

Candidata de UPyD a la alcaldía de León, concejala por Ciudadanos entre 2015 y 2019, portavoz de Cs en las Cortes en esta legislatura y consejera de Empleo e Industria desde el pasado 29 de mayo, un regalo envenenado o un reto para afrontar desde este departamento uno de los peores momentos económicos de la historia reciente.

Ante un horizonte oscuro y con el Diálogo Social como auditor de sus políticas, a Ana Carlota Amigo no le ha temblado la mano para romper con planes de la Junta que ahora le parecen inviables.

En un largo encuentro, Amigo desgrana todas sus ideas de gestión y en lo político entra sin escudo en un campo de minas: su enfrentamiento con el leonesismo. Pero lo primero es lo primero.

—Empecemos por este otoño negro. Las perspectivas de creación de empleo son nefastas, según instituciones como el FMI. Pero la encuesta de confianza empresarial es muy optimista en Castilla y León, que espera crecer hasta un 14 %. ¿Con cuál de estas dos tendencias antagónicas se queda?

—Hay que ser precavidos en esta situación porque es muy volátil, no sabemos cómo va a funcionar especialmente a nivel sanitario. Si tenemos que volver a confinar como estamos teniendo que hacer en algunas zonas volverá a perjudicar a la economía. Por lo tanto, el escenario es muy cambiante y las previsiones son difíciles de establecer a largo plazo. En todo caso me alegra que los empresarios tengan una visión positiva de lo que puede ser Castilla y León porque yo veo que los instrumentos que hemos tenido para favorecer que las industrias se mantengan, que no se deslocalicen, ha ayudado a que sepan que en otros momentos como en la crisis de 2007 salimos adelante mejor que otras comunidades. Es la primera vez en la historia que se cierra la economía por completo, algo no previsto, y salir de esto tiene que ser con acuerdo de todos y siendo positivos, aunque conscientes del nivel sanitario en el que estamos.

Medida estrella

«18 prospectores visitarán todas las empresas de León porque hay empleos que no se cubren»

—El colapso del Sepe está bloqueando el pago de prestaciones, más ahora con la nueva cascada de Ertes que se espera hasta final de año. ¿Puede hacer una radiografía laboral de León en este momento?

—La realidad es que en Castilla y León hubo 202.000 personas en Erte. A finales de septiembre los datos que tenemos es que había poco más de 20.000 personas y en concreto en la provincia de León unos 3.300, con lo cual me preocupa porque son trabajadores de empresas que todavía están en una situación complicada y no han podido sacar a sus trabajadores del Erte porque no están facturando lo suficiente, incluso tienen los negocios cerrados. Estamos reuniéndonos con diferentes sectores que están teniendo muy complicado sacar a sus trabajadores de un Erte. Es verdad que la gestión está siendo muy complicada, incluso ahora cuando haya rebrotes habrá empresas que tengan que volver a enviar a trabajadores que habían sacado de los Erte. En todo caso es importante saber que los Erte son un instrumento que se ha demostrado que está funcionando, ayuda a que no haya tanto desempleo en esta pandemia...

—Perdone que la interrumpa, pero al final un subsidio nunca es una solución.

—Efectivamente no es una solución, pero al menos ayuda a que las empresas que en unos meses puedan tener futuro y volver a tener cierta actividad económica recuperen sus ingresos y a sus trabajadores. Si no hubieran estado los Erte como instrumento, probablemente esos 202.000 trabajadores habrían ido al paro. Pero no nos salva de todo. Es un colchón que estamos teniendo y hay que ser conscientes de que con eso sólo no se va a recuperar la economía. Sé que todavía hay personas que no lo han cobrado, la situación va a ser complicada.

—¿Y dónde va a estar la Junta en este momento?

—Lo primero que estamos negociando es un plan de choque por el empleo en el marco del Diálogo Social. Este plan que viene del pacto de recuperación que se firmó con todos los partidos en las Cortes de Castilla y León. Nosotros hemos presentado un borrador al Diálogo Social y esta semana ya ha habido una reunión del grupo de trabajo. Va a suponer más de 100 millones de euros y cuenta con aquellas propuestas que nos han hecho los colectivos que lo están pasando mal.

—¿Por ejemplo?

—La mayoría de los Erte en Castilla y León se han producido en los sectores de la hostelería y el comercio. Hay propuestas que nos han pedido. Las empresas han tenido un gasto excepcional en cubrir costes para proteger a nivel sanitario a sus trabajadores como consecuencia del covid. Desde la Junta creamos una línea durante la pandemia para sufragar los equipos de protección individual y no contemplaba algo tan importante como gastos para mamparas, hidrogeles, la señalización... Hosteleros y comercio nos han pedido ayuda y tienen 2 millones de euros para cubrir esas facturas. Por otro lado, en línea con la hostelería, aquellas empresas que tienen posibilidades de seguir manteniendo el empleo y que han sacado más del 60% de su plantilla del Erte les vamos a cubrir parte de la cotización a la Seguridad Social. También les vamos a ayudar en temas de inversiones. A nivel financiero vamos a sacar una línea de crédito para que puedan pagar a los proveedores del Canal Horeca porque no están cobrando tampoco. Igualmente hemos presentado propuestas para un plan de la revitalización del comercio en temas de digitalización y en Navidades habrá campañas de apoyo y de publicidad. También hay líneas para el sector textil; la pasarela de Burgos se hará de forma virtual. Estamos escuchando también a los artesanos y a todos los sectores, y sus propuestas se están llevando al Diálogo Social.

—Ese plan de choque estaba previsto para septiembre. ¿Qué le pasó al Diálogo Social, que no quería reunirse con usted, sino que pedía hacerlo con Mañueco?

—La realidad es que cuando yo llego y me incorporo a la consejería faltaban líneas por convocar, entre ellas un complemento a los Erte que estaba presupuestado de una manera muy ajustada. Lo que hicimos es establecer unas bases que no eran las previamente habladas con los sindicatos, pero que sí contemplaban los puntos más importantes que se habían negociado. Ahí se creó un poco de conflicto, pero eso pasa.

—Un conflicto que usted atribuyó a que había demasiada testosterona en esa mesa del Diálogo Social.

—Pues sí, porque al final lo que me transmitían en el Diálogo Social era hablar con el presidente Mañueco. A nivel nacional no es Sánchez el que firma con las patronales y sindicatos, sino la ministra o el ministro correspondiente. Pues lo mismo les he dicho yo y a partir de ese momento la buena sintonía, aunque discrepemos, existe.

Diáspora de vuelta

«Estamos trabajando en un plan estratégico para el retorno del talento, de quienes trabajan fuera»

—Además de ésta, ¿ha revisado alguna política más adoptada por su predecesor?

—Sí. Puedo decir que una de las cosas que más me ha preocupado cuando he llegado a la consejería es revisar qué líneas sí han funcionado y cuáles no. Y no establecer o dar por supuestas líneas que funcionaban cuando no había crisis y que no se ha estudiado si van a funcionar ahora. Por eso para nosotros es muy importante escuchar a los colectivos y organizaciones referentes. Queremos acertar con esas políticas públicas y activas de empleo para ayudar a las empresas, a los autónomos y a los desempleados. Tenemos un prespuesto de 260 millones, tras el recorte de 20 millones por parte del Gobierno, y va a ser muy difícil ejecutarlo. Tendríamos que haber convocado ya cursos de formación que afectan a más de 37.000 desempleados. Y vamos tarde porque el Gobierno central lo ha hecho tarde y mal. Para nosotros hay un buque insignia de la consejería que se lleva más del 80% del presupuesto que es el Servicio Público de Empleo, el Ecyl.

—Que en estos momentos tendrán que repensar...

—Tenemos que evaluar sus políticas y darle una vuelta. Hay varias cuestiones que ya son urgentes y que van a salir este mes, como es el plan de acercamiento a las empresas y para ello vamos a contratar a 100 prospectores laborales, 18 de ellos en León, que van a visitar todas las empresas de Castilla y León. En un trimestre visitarán unas 25.000. Van a hacer unas 100 visitas al mes cada uno de ellos. Porque necesitamos esa cercanía y esa captación de la información de los perfiles que requieren las empresas y que no están encontrando en Castilla y León. Tenemos que saber conjugar empleo y perfiles profesionales que demandan las empresas y que sorprendentemente no encuentran. Estos prospectores también van a detectar qué situación crítica tienen las empresas, porque queremos tener una fotografía de cómo están las empresas de Castilla y León en este momento de crisis. Van a estar trabajando durante un año y su función fundamental es detectar estas ofertas de empleo, conocer las necesidades de las empresas y también el personal que sobra y cómo se pueden reciclar de sectores que no van a tener tantas oportunidades de empleo a otros que sí las van a tener.

—Ahí abre dos canales muy importantes. Uno la Formación Profesional Dual, que no acaba de encajar en el tejido productivo como se desprende de sus palabras, y otra es el enorme cambio que ha dado el mercado. ¿Se ha planteado la Junta modificaciones para imponer una industria más local y menos dependiente del exterior?

—Las empresas nos están demandando formación en digitalización. En eso tenemos que acertar. Por eso la FP Dual con prácticas adecuadas y colaboración con las empresas es fundamental y en eso estamos. Hay empresas de agroalimentación que nos lo piden, hay sectores como el transporte que nos está diciendo que no encuentran conductores con determinados carnés y que no estamos formando en Castilla y León y que se tienen que ir fuera. Es sorprendente que haya desempleo en Castilla y León y eso no se encuentre. Nos estamos reuniendo con todo tipo de industrias para poder acertar en esa formación que tenemos que concretar con ellos y esa colaboración público-privada como van a ser las prácticas. Ya hay ejemplos con la automoción. La Junta está trabajando en eso pero ahora mismo hay que fortalecerlo y hay que ponerse de acuerdo en esa formación con lo que nos está exigiendo la Unión Europea. Los fondos de la UE van a venir para digitalización, para el proyecto Green Deal, para economía verde y circular. Tenemos que poner de acuerdo a los proyectos que nosotros enviamos de Castilla y León a la Unión Europea para que nos lleguen esos recursos porque si no esta vez no van a llegar. Hay que ser muy conscientes de todo eso. Por eso hemos creado una oficina para captación de estos fondos europeos y esa oficina lo que estamos demandando a los sectores es que sus proyectos de digitalización nos los trasladen para a su vez trasladarlos al Gobierno y a la Unión Europea. Nosotros tenemos que hacer de vector de transmisión.

—Da la impresión de que está definiendo la función de la Mesa por León, de la cual por cierto todavía no ha hablado. Han criticado su falta de compromiso real con este foro. ¿Existe esa falta de compromiso por su parte?

—La Mesa por León se acaba de formar.

—Bueno, ya va por la tercera reunión y debería al menos llevar cinco.

—Va por la tercera y el compromiso de la Junta se demuestra en que estamos tres consejeros de importancia como el de Economía y Hacienda, el de Fomento y Medio Ambiente y la consejera de Empleo e Industria para impulsar las medidas que la Mesa por León decida. Porque la Junta ya tiene un compromiso muy importante con León. Desde mi consejería solo hay cuatro proyectos industriales prioritarios en Castilla y León y uno de ellos es el de NSR en Villadangos. No ha hecho falta la Mesa por Leon para que la junta se comprometa con esta provincia. El Plan Territorial de Fomento tiene dos planes en León, el de Villadangos y otro para dinamización de las cuencas mineras. Es que a la Junta no le ha hecho falta la Mesa para tener un compromiso real con León. Pero es que además de las líneas de subvención que salen de nuestra consejería se reparten y para la provincia de León llega mucha parte. Hay subvenciones como la de la dinamización de las cuencas mineras que no hay en otras provincias. La directora de la Agencia de la Mesa por León está haciendo propuestas, se quiere escuchar a los colectivos. La primera reunión de alcaldes va a ser en Astorga y yo considero que es fundamental escucharles. Y a partir de ahí tenemos claros unos proyectos de infraestructuras que hay que apoyar y creo que todos debemos exigir a todas las administraciones que nos coordinemos para que todos esos proyectos pendientes que pueden hacer que León salga de mejor manera de esta crisis, salgan. Y para eso se necesitan a los tres consejeros que estamos y tenemos un compromiso real. Pero mientras no haya esas medidas de la Mesa por León nosotros seguimos trabajando y comprometidos con esta provincia.

—En su realidad, ¿qué papel juega el Corredor Atlántico, del que su predecesor era un firme defensor?

—El Corredor Atlántico pone en el mapa del transporte y de la logística a Castilla y León. Se consiguió que entrara gracias al acuerdo que hubo con Galicia y Asturias y se está con este plan estratégico logístico de Castilla y León. Tiene que haber un plan director que tiene que presentar el Gobierno de España y lo estamos apoyando con el plan logístico de Castilla y León. Porque esto nos afecta como Comunidad, independientemente de que venga muy bien a León, es prioritario, sobre todo, la línea León-Ponferrada. Hay un compromiso muy serio. El Corredor Atlántico es muy importante y el Gobierno debe implicarse para que estos proyectos se presenten a Europa y consigamos tener aprobado cuanto antes estas líneas.

—Pero dentro del Plan de Infraestructuras, la Junta debería priorizar Torneros, el centro intermodal, que no lo ha hecho.

—El centro intermodal depende del Gobierno. Lo que nos ha sorprendido desfavorablemente, y es de las primeras cosas que ha trasladado la directora de la Agencia en la reunión de la Mesa por León de Villablino, ha sido que el proyecto que ha sacado el Gobierno es para un polígono industrial, no para una plataforma intermodal y eso depende del Gobierno. Vamos a lucharlo y defenderlo desde Castilla y León. Sé que también se nos tiene que exigir a la Junta todo aquello que facilite que el Gobierno lleve a cabo sus proyectos. Esto que está pendiente en León puede ayudar mucho. El mensaje es que tenemos que trabajar en positivo. León es una tierra de oportunidades, tiene mucho talento, una universidad referente con la que hay que colaborar en muchos frentes. Siendo positivos conseguiremos que la industria se mantenga en nuestra provincia y en Castilla y León para ser un territorio al que quiere venir la gente a trabajar.

—Esa sensibilidad que muestra con la gente sin empleo contrasta con la imagen que publicó en Twitter, durante la concentración de los trabajadores de Aciturri, exhibiendo una orquídea, que fue muy criticada en las redes sociales.

—Me alegra que me pregunte porque en este episodio tengo la conciencia muy tranquila porque la Junta, con Aciturri, ha hecho su trabajo. Aquel día me asomé a la ventana del despacho y los trabajadores estaban manifestándose en la Delegación del Gobierno, no ante la consejería, aunque nadie del PSOE salió a saludarle. En ese momento me llegaron unas orquídeas que me enviaron mi marido y mis hijos y las coloqué en la ventana, junto a una figura del gallo de San Isidoro y otra de la Catedral, que es lo que me recuerda lo que significa para mí León. No me fijé que los trabajadores salían en la foto. No me han afectado las críticas y he mantenido la imagen en Twitter porque el trabajo por nuestra parte para salvar la empresa estaba hecho. Hemos tenido varias reuniones con Aciturri para poder salvar los empleos a través de los mecanismos de los que disponemos. Conocemos la situación tan complicada que sufre la empresa porque el sector aeronáutico está muy complicada a nivel mundial y los trabajadores son muy conscientes de que deben apelar al Gobierno.

—¿Qué planes tiene la consejería para el retorno del talento, de aquellas personas que trabajan en el exterior?

—En Acción Exterior estamos trabajando en un plan estratégico para el retorno del talento y de los castellanos y leoneses que están trabajando fuera. Hay 178.000 personas de la Comunidad, casi 50.000 de León, que viven en el exterior, y con este plan, coordinado por varias consejerías, pretendemos que retornen a nuestra Comunidad. Para ello hay que ayudar, con ofertas de empleo, pero también con una ayuda habitacional, beneficios fiscales... con un paquete de medidas que nos ayude a que esas personas se puedan recuperar para Castilla y León. He estado con la Fundación Esecyl, de empresas en Castilla y León, y quieren captar y mantener ese talento. Para eso tenemos que potenciar la imagen real de nuestra Comunidad, en la que hay universidades, calidad de vida, con muchas oportunidades que se han abierto con el teletrabajo. La Junta quiere poner una alfombra roja a todas esas personas para que puedan venir. Para ello tenemos que seguir implementando infraestructuras de digitalización para que no haya ninguna zona blanca en Castilla y León y trasladar a cualquier persona que quiera vivir aquí que le podemos ofrecer medios y también calidad de vida. Es una meta que se puede conseguir desde la colaboración público-privada, porque estas empresas ven el futuro con esperanza y necesitan la ayuda de las administraciones para que retorne el talento a Castilla y León. Por parte de esta consejera se va a escuchar a todos los colectivos que son referentes, como ellos, para la captación y el mantenimiento del talento en Castilla y León.

Preguntas de los lectores

Miguel Ferrero | Ingenieros Técnicos Industriales — ¿Por qué existe tanto retraso en la tramitación de las inscripciones de las instalaciones de seguridad industrial en las diferentes delegaciones territoriales de Industria, cuando al estar liberadas debería ser un trámite inmediato que, además para las instalaciones que requieren proyecto, no puede tramitarse telemáticamente?

— Efectivamente algunos trámites no se están realizando con la agilidad deseada. Es un problema que posiblemente esté resuelto a comienzos del próximo año. En estos momentos se está trabajando en toda la digitalización de la Dirección General de Industria, incluidos los servicios territoriales. Cuando se haya completado el proceso, prácticamente todo —incluida la gestión por la que pregunta el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales— será teletramitable por los usuarios y, en consecuencia, instantáneo.

Leonardo Olivares | Colegio de Graduados Sociales — ¿Tiene previsto la Junta poner en marcha más líneas de ayuda para la creación de empresas y autoempleo como salida, en especial de los jóvenes, ante la crisis?

—Sí. En el borrador del plan de choque de Castilla y León van varias líneas para ayudar a los jóvenes. Estamos muy concienciados con la garantía juvenil y en emprendimiento, tenemos líneas de formación en perfiles profesionales. La Junta es muy consciente y han bajado los datos de desempleo. Volverá a subir un poco pero vamos a seguir. Hasta el momento, este año se han concedido 8,6 millones de euros en ayudas a León. El listado de las subvenciones ya concedidas en las distintas líneas de empleo local en 2020 y hasta la fecha, que son el núcleo duro de la estrategia de empleo rural y local en sentido estricto, incluyen desde los fondos para las cuencas mineras hasta las subvenciones para favorecer la contratación de personal en el sector turístico y cultural, incluso en el sector forestal. Esos casi nueve millones son los concedidos a fecha de hoy; hay subvenciones todavía pendientes porque la convocatoria está abierta.

«A la Junta no le ha hecho falta la Mesa para demostrar su compromiso real con León»
Comentarios