lunes. 26.09.2022

La Junta de Castilla y León ha editado la Red de Escuelas Digitales de Castilla y León Siglo XXI, Red XXI, que supone un salto cualitativo hacia una nueva metodología que permitirá proporcionar formación digital al alumnado de hoy, futuros profesionales de la Comunidad Autónoma.

Castilla y León es una de las regiones más extensas de Europa y con un importante porcentaje de su población en el medio rural: estas dos características de nuestro entorno, y la participación de la Consejería de Educación en la apuesta europea de convertir la autonomía en una economía basada en el conocimiento, competitiva y dinámica, inspiran la estrategia RedXXI.

Recursos educativos. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y RedXXI permiten a las familias tener un papel más activo aún en la formación de sus hijas e hijos. La Guía de buenas prácticas TIC para familias, editada por la Consejería de Educación, pretende ofrecer información y ejemplos que permitan a las madres y a los padres de los alumnos obtener lo mejor de la inversión en dotaciones, en formación y en recursos educativos que está realizando la Junta.

Todo un reto. La relación con la información y el modo en que se produce la comunicación han cambiado sustancialmente con la acesibilidad que proporciona Internet: ésta proporciona un extraordinario flujo de información y permite establecer relaciones e interacciones personales.

Junto con las grandes oportunidades surgen nuevos retos, como el de usar eficientemente la información, contrastarla, saberse comunicar a través de los nuevos formatos digitales, y saber hacer frente a los potenciales malos usos de las nuevas tecnologías.

Papel familiar. Las familias deben desempeñar un nuevo papel en el uso correcto de las tecnologías de la información y de la comunicación que sus hijos hagan en el hogar: hay riesgos potenciales, pero también existen buenas prácticas preventivas y soluciones sencillas para la mayor parte de los casos. El acceso a todos los recursos educativos que ofrecen las Tecnologías de la Información y la Comunicación permite a las familias y sus hogares convertirse en espacios de aprendizaje digital y así participar en el empeño del crecimiento duradero.

La Junta insiste este curso en la Red de Escuelas Digitales