martes 21/9/21

La Junta investiga si Lupicinio Rodrigo cobra como funcionario sin acudir a su trabajo

Agricultura requiere a la Delegación de León que averigue lo que cobra en la Diputación para detraérselo
Lupicinio Rodrigo.

Todo surgió por una denuncia de un veterinario interino, que trabajó durante un tiempo con el diputado provincial, Lupicinio Rodrigo, y que asegura en su denuncia que falta de su puesto de trabajo como veterinario de zona en Sahagún más tiempo del que le permite la ley, para ocuparse de sus quehaceres como diputado y como alcalde de Villamol. Esto ha motivado que la Consejería de Agricultura, a través de su secretario general, Eduardo Cabanillas, haya abierto una investigación para aclarar esta denuncia y saber si Lupicinio Rodrigo cobra o ha cobrado como funcionario del servicio sin acudir a su puesto de trabajo.

El denunciante ya había acudido a la justicia ordinaria, pero ésta archivó la causa porque no pudo demostrar que Lupicinio Rodrigo incumpliera el tiempo que la ley le permitía ausentarse de su puesto de trabajo para, en su caso, dedicarse a la Diputación y al Ayuntameinto de Villamol. Pero, según ha podido saber DIARIO DE LEÓN, todo cambió cuando aparecieron unos certificados firmados por el anterior secretario general de la Delegación Territorial y hoy sancionado por su participación en la trama solar, Javier Lasarte, y por el secretario técnico del servicio de Agricultura en León, en los que se demuestra que Lupicinio Rodrigo se iba de su trabajo como veterinario más del 20% de jornada al cómputo trimestral que le permite la norma. Es en estos documentos, que obran en poder del denunciante, en los que se ha basado la denuncia y por los que ahora la Junta abre una investigación que podría obligar a Lupicinio Rodrigo, de demostrarse que ha incumplido la normativa, a devolver todo lo que ha cobrado de la Diputación en estos cuatro años.

Distintas leyes, distintos criterios. El problema, según ha explicado el propio delegado territorial, Eduardo Fernández, viene motivado porque existen dos leyes, una del Gobierno y otra de la Junta, que fijan cómo deben regularse las jornadas laborales de los funcionarios que ocupan un cargo público y que inducen a contradición. Así la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local en su artículo 75, apartados 3 y 4 dice textualmente: «Sólo los miembros de la Corporación que no tengan dedicación exclusiva ni dedicación parcial percibirán asistencias por la concurrencia efectiva a las sesiones de los órganos colegiados de la Corporación de que formen parte, en la cuantía señalada por el pleno de la misma y percibirán indemnizaciones por los gastos efectivos ocasionados en el ejercicio de su cargo, según las normas de aplicación general en las Administraciones públicas y las que en desarrollo de las mismas apruebe el pleno corporativo».

En cambio, el Decreto 210/2000, de 11 de octubre, sobre vacaciones, licencias y permisos del personal al servicio de la Administración de Castilla y León, en su artículo 16 puntualiza: «En el supuesto de que el empleado público perciba retribución o indemnización por el cumplimiento del deber, se descontará su importe de la retribuciones». Y es aquí donde el denunciante basa toda la causa legal de una denuncia en la que exige que el diputado y alcalde de Villamol devuelva todo el dinero que ha cobrado de la Diputación o que se lo detraigan de sus futuras nóminas como funcionario de la Junta.

En las certificaciones firmadas por Javier Lasarte y el secretario técnico de Agricultura, según ha podido saber este periódico, se informa que Rodrigo ha llegado a ausentarse algún año hasta 256 días de su puesto de trabajo como veterinario en Sahagún, algo que según el delegado territorial no demuestra que haya incumplido el decreto de la Junta, aunque Agricultura ya ha pedido al jefe del servicio en León, Fidentino Reyero, que averigue cuánto ha cobrado Lupicinio Rodrigo en la Diputación para descontárselo de su nómina como funcionario.

Sin embargo, desde la Delegación, de acuerdo con los servicios jurídicos, se ha solicitado a la Consejería de Agricultura que aclare cuáles son las cantidades que percibe como diputado que se deben contabilizar y cómo se debe hacer. Esto fue hace más de un mes y desde Valladolid aún no se ha respondido al requerimiento. Además, según explica Eduardo Fernández, es necesario saber con certeza si esos días que se ausentó fueron a tiempo completo o parcial, «sólo así se sabrá si ha incumplido o no la norma», puntualizó.

La Junta investiga si Lupicinio Rodrigo cobra como funcionario sin acudir a su trabajo