sábado. 02.07.2022
Soledad y aislamiento social

La Junta lanza un salvavidas de 100 millones para proteger a los mayores que viven en soledad, 31.100 en León

Mañueco anuncia que la comunidad será pionera en facilitar prestaciones a este colectivo
                      La soledad no deseada es una de las lacras que padece la población mayor. JAVIER ETXEZARRETA
La soledad no deseada es una de las lacras que padece la población mayor. JAVIER ETXEZARRETA

Hay unas 31.000 personas mayores de 65 años que viven solas en León —en el ámbito de la comunidad don 145.000—, en un dato que no deja de crecer cada año, con mayores que quieren que la soledad no sea una opción si no se desea y que buscan tener motivos para salir de casa, para arreglarse y mirarse al espejo, para aprender, conversar y seguir viviendo.

Esas son algunas de las reflexiones que desde los distintos modos de vivir ese hacerse mayor y cómo afrontar esa soledad lanzaron ayer varios mayores de la comunidad al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien recogió el guante como «una autoexigencia» para cumplir con los mayores: «no puede ser de otra manera», ha concluido.

La excusa para hacer llegar esos mensajes de los mayores, prácticamente todos desde el ámbito rural de la comunidad, fue la presentación por parte del presidente de la Junta del nuevo Plan Estratégico contra la Soledad no Deseada y el Aislamiento Social, elaborado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

Cada vez hay más mayores que viven solos aunque no quieran y cada vez son más los casos de fallecidos en soledad en los hogares de Castilla y León.

Y por ello, el presidente de la Junta anunció este plan, con cien millones de euros a cuatro años, en el que por primera vez en España se garantiza que las personas en situación de soledad no deseada tendrán derecho a prestaciones sociales. Será la primera vez en España que este colectivo tiene acceso a prestaciones sociales específicas por esta situación, «incluso aunque no tengan ninguna otra necesidad económica o social», anunció Mañueco.

Fenómeno presente
Cada vez hay más mayores solos aunque no quieran y cada vez más fallecidos en soledad

Un nuevo tiempo
Diez de los 100 millones que se gastarán en cuatro años están destinados a servicios nuevos

El denominado Plan Estratégico contra la Soledad no Deseada y el Aislamiento Social incluye nuevos servicios, como el teléfono gratuito a disposición de las personas con sentimientos de soledad no deseada y una red de detección formada por entidades del Tercer Sector y en colaboración con los ayuntamientos así como la creación de espacios de encuentro con actividades en locales y centros público. Otras de las novedades es un servicio de apoyo y seguimiento, enmarcado en la Teleasistencia avanzada; una cartera de actividades básicas garantizadas relacionadas con la vida sana y el aprendizaje y plataformas y aplicaciones informáticas para facilitarles la comunicación y romper el aislamiento social, así como actuaciones de sensibilización para promover la colaboración de todos en la detección y reacción ante estas situaciones.

Todos los Servicios Sociales estarán coordinados con el Sistema de Salud para derivar a las personas que lo precisen. De los 100 millones de euros de presupuesto, diez son para nuevos servicios.

Junto a las novedades, se reforzarán e integrarán en el plan otros servicios ya disponibles como la Ayuda a Domicilio, que se está mejorando con más usuarios e intensidad horaria. También se integrarán los equipos para la Promoción de la Autonomía Personal —cerca de 100 profesionales de todo el territorio que apoyan a los Ceas dedican un 35 por ciento de su actividad a personas en situación de soledad— o la Asistencia Personal.

La Junta lanza un salvavidas de 100 millones para proteger a los mayores que viven en...