domingo. 04.12.2022

La Junta sostiene que es positivo que la inflación sea siete décimas menor que la media nacional

La Junta de Castilla y León sostiene, como parámetro positivo, que el crecimiento de los precios en Castilla y León es inferior en siete décimas al nacional en lo que va de año, así como que en mayo también el aumento fue una décima inferior. E
Fernández Carriedo fue escueto en su respuesta: el incremento mensual en Castilla y León (0,3) es inferior en una décima al nacional (0,4) y la tasa acumulada en lo que va de año está en el 1,8 y en España en el 2,5 por ciento. Por su parte, el secretario de Estado de Economía, José Folgado, hizo ayer un llamamiento a los empresarios para no ampliar sus márgenes, y pidió a los agentes sociales que no se generalicen las cláusulas de revisión salarial en la negociación colectiva, para poder así controlar la inflación. Folgado reconoció que el IPC de mayo «no es bueno» y que, en estos momentos, «la inflación es el principal problema desde el punto de vista de la evolución de la economía española». A su juicio, el mayor crecimiento de la economía española respecto al resto de países y el consiguiente dinamismo de la demanda están conduciendo a un «tensionamiento al alza de los precios». No obstante, indicó que es previsible una moderación de los precios de la alimentación y de los carburantes en los próximos meses, aunque eludió hacer una previsión para final de año, debido a las incertidumbres existentes sobre los precios. Folgado explicó que la política presupuestaria estricta del Gobierno contribuye al crecimiento de la economía y a «no echar más leña al fuego», e indicó que el Ejecutivo no puede intervenir en sectores en los que hay libre competencia, por lo que hizo un llamamiento a los empresarios para no ampliar sus márgenes y «no quemar las naves a corto plazo, sino mantener la competitividad a medio y largo plazo». Moderación salarial Además, subrayó la importancia de que el diferencial de inflación no se consolide a medio plazo por el incremento de los costes interiores a través de la negociación colectiva, por lo que los salarios deben moderarse pese a la aceleración de la inflación. A este respecto, recordó que la remuneración por asalariado en 2001, en términos de contabilidad nacional, creció un 4,3 por ciento, lo cual tiene efectos retardados sobre la inflación.

La Junta sostiene que es positivo que la inflación sea siete décimas menor que la media...
Comentarios