miércoles. 28.09.2022

dl | león

Los juzgados de lo Social de León han comenzado a conocer las demandas presentadas por trabajadores contratados por Vestas Manufacturing a través de una ETT y que prestaron sus servicios en la planta ubicada en Villadangos del Páramo.

Estos trabajadores, que suponen mas de un tercio de la plantilla que llegó a tener Vestas, vieron como se les «dejó de lado» en el ERE firmado el pasado mes de octubre, «sin que pudieran hacer nada al respecto», según han informado a Europa Press fuentes del caso.

La declaración de uno de los trabajadores permitió conocer que «esta cesión ilegal de mano de obra», se venía produciendo en la planta leonesa de Vestas desde «al menos 2015», aunque ha salido a la luz después de que, tras las reiteradas denuncias sindicales y de los propios trabajadores, la inspección de trabajo decidiese tomar cartas en el asunto.

La inspección requirió en abril de 2018 a Vestas a que, en un plazo máximo de cuatro meses, diese de alta a 86 trabajadores que habían estado prestando sus servicios para la compañía a través de la empresa de trabajo temporal Manpower Team desde 2015, al considerar que la compañía «había utilizado estos contratos para fines distintos a los previstos por la ley». A pesar de tal requerimiento, la multinacional danesa hizo caso omiso al requerimiento, por lo que Trabajo levantó un acta de infracción por unos hechos que calificó como «graves». Los 86 trabajadores contratados por ETT confían en que se pueda revertir su discrminación.

Los juzgados tramitan las primeras demandas a Vestas