miércoles 8/12/21

No es una obra cumbre, pero el cementerio de La Bañeza sí es un claro exponente, y bien conservado, de la arquitectura neomudéjar que tantas influencias ha dejado en la provincia de León. Hace unos años, el Ayuntamiento de La Bañeza llegó a promocionar la fachada de su cementerio como uno de los puntos más carismáticos de la ciudad para ser visitado por el turista. El proyecto de este camposanto es del arquitecto Juan Bautista Lázaro de Diego (1887), de padre bañezano —se trata de José Benito Lázaro, primer decano del Colegio de Abogados de León—, y que destacó por ser uno de los restauradores de la Catedral de León y del monasterio de San Miguel de Escalada. Dos cuarteles dividen el cementerio que hoy alberga cientos de sepulturas.

La Bañeza