miércoles. 17.08.2022

La secuencia del pliego para eliminar el sistema de control telefónico del tráfico ferroviario de la línea de Feve en la provincia leonesa abunda en una realidad inevitable en el papel oficial. El tramo León-Guardo no tiene referencias; la legendaria vía de comunicación con el noreste leonés y Bilbao, fruto y herencia de tiempos más prósperos que los actuales, tiene su punto de inicio en la Asunción-Universidad; es decir, en un apeadero que se construyó como alternativa temporal a una reforma de la traza urbana de la vía, que se inició la década anterior y aún no vislumbra un final. La definición del apeadero como punto de partida de la actuación acentúa la sensación de incertidumbre para el futuro del regreso de los trenes al centro de la ciudad. Hay una maraña administrativa que no deja ver el desenlace. La gestión del tráfico en Feve a partir de la reforma de la estructura y modernización de los sistemas de circulación era una de las pocas cuestiones definidas en torno al futuro de este ferrocarril de vía estrecha. Según se deduce de las actuaciones licitadas en la reforma, ni esa previsión de asignar el control del tráfico al CRC de León se va a poder llevar a efecto. Los pasos inmediatos en torno al desbloqueo de la línea en tramo urbano están pendientes del resultado del avance de las licencias para despejar el entorno de la estación.

La legendaria vía de Feve que comienza en un apeadero
Comentarios