domingo. 27.11.2022
Transporte

León espera que le toque en suerte el Avril en el próximo reparto territorial del tren

El presidente de Renfe anuncia la implantación de la serie 106 y asegura su presencia en Galicia para relevar al Alvia
                      Un Alvia como el que relevará Renfe con el modelo Avril en Galicia, entra en la estación de León. MARCIANO PÉREZ
Un Alvia como el que relevará Renfe con el modelo Avril en Galicia, entra en la estación de León. MARCIANO PÉREZ

Tras el corte de vuelos con la línea de Galicia, Asturias es el mejor y único aliado estratégico que le queda a León para optimizar los servicios ferroviarios. Y en esa postura reivindicativa, León suspira junto a Asturias por disponer de alguna de las unidades del modelo Avril, que el próximo año se sumará a la oferta de trenes de nueva generación que dispondrá el sector de viajeros de la compañía pública ferroviaria por las plataformas de alta velocidad.

El Avril es la nueva joya de la corona, que ha generados unas expectativas en el sector de transporte de viajeros por ferrocarril solo comparables a las que suscitó en su día el 112, que expandió la competitividad y la eficacia de las conexiones por tren allá por las estaciones que sumó a sus trayectos.

Escaparate gallego

El presidente de Renfe garantiza las conexiones a Lugo, Vigo y La Coruña con los flamantes 106

El Avril, el tren de la serie 106, es la promesa más recurrente del presidente de Renfe allá por donde predica la modernización en el servicio de viajeros. León y Asturias esperan contar con el mismo trato que Isaías Táboas acaba de prometer a Galicia, con motivo del nuevo techo de eficiencia que va a romper la conexión por la línea de alta velocidad con las capitales gallegas. Avril (que deriva del acrónimo que forma la leyenda Alta Velocidad Rueda Independiente Ligero, el último grito de Talgo, el único tren que puede superar los 300 kilómetros por horas en ancho variable, se ajusta a la necesidad que tiene el norte peninsular de adaptar tiempos y mejorar las conexiones por tren y compensar las deficientes estructuras que mantiene en estos enlaces.

El Avril está concebido para 521 plazas, aunque las unidades que serán destinadas al servicio low cost de Renfe (Avlo) contarán con 581 plazas. El incremento de pasaje y la velocidad (que puede alcanzar los 380 kilómetros hora y rompe con creces los límites del 112) son los dos condicionantes que mejor justifica su operatividad con los territorios de la periferia.

Prestaciones

El tren de muy alta velocidad va a relevar en ese trayecto a los Alvia, a las series 130 y 730

En el mensaje que Táboas dirigió a los trabajadores de Renfe en Navidad, el Avril se incluye como un de los elementos novedosos del próximo ejercicio. Para eso, realiza recorridos para homologar sus prestaciones en circulaciones de prueba en algunas líneas. Galicia ya tiene asegurada la presencia de nuevas unidades de este modelo vanguardista, clasificado entre los de muy alta velocidad, para relevar a los Alvia en las conexiones con Vigo, La Coruña y Lugo.

La presencia de los 106 vale por sí misma para rebajar en veinte minutos el tiempo de conexión. Asturias confía en que el relevo del Alvia, de los 130 y 730, se extiende también por la línea de alta velocidad a León, y el paso por la rampa de Pajares, entre tanto llega la hora del estreno de la variante, que significaría una rebaja de 50 minutos en los tiempos de trazado. Así aspira León a que le toque en suerte alguno de los productos del escaparate lujoso de la alta velocidad gallega.

León espera que le toque en suerte el Avril en el próximo reparto territorial del tren
Comentarios