lunes. 27.06.2022
Vía de agua en los túneles del AVE

León fija en 250 litros por segundo el flujo para recuperar el agua fugada a Asturias por Pajares

Lena y Mieres también quieren el agua que llega por los túneles, aunque aún no han hecho la petición formal a la CHCantábrico
El agua de León filtrada por los túneles supone una corriente constante hacia Asturias. JESÚS F. SALVADORES

El río Huerna recibe cada día en el Principado el agua, ya limpia, procedente de la depuradora que acoge a su llegada el permanente flujo leonés a través de los túneles de la Variante de Pajares. A un ritmo medio de 319 litros por segundo, la continua corriente vierte a Asturias agua procedente de acuíferos, manantiales, fuentes, abrevaderos, arroyos y corrientes subterráneas de los municipios de Villamanín y La Pola de Gordón. Recuperar este agua fugada constituye uno de los principales caballos de batalla de los pueblos afectados por ese constante trasvase a través de la Cordillera Cantábrica.

La Federación Leonesa de Entidades Locales Menores y Lacerta, principales promotores de las acciones administrativas y legales para recuperar el hábitat y la biodiversidad de estas zonas protegidas —ubicadas en espacios blindados con el sello Reserva de la Biosfera de la Unesco y la Red Natura 2000 de la UE—, tienen ya prácticamente cerradas las alegaciones que enviarán al Miteco en junio. Pretenden conseguir la modificación de la Declaración de Impacto Ambiental de 2002, que dio luz verde a la ejecución de esta colosal infraestructura ferroviaria, con el objetivo de lograr una restauración integral de la zona afectada por los daños de la construcción de la Variante de Pajares.

pajaresg2Clic sobre la imagen para ampliar

El flujo de agua exigido por los afectados para recuperarla de vuelta a la cuenca del Bernesga se ha fijado en 250 litros por segundo, casi el 80% de lo que cada día acaba en el Principado. El resto, el 20%, consideran que pertenece a Asturias, de los 20 acuíferos «pinchados» y dañados por los túneles, 14 corresponden a la provincia de León a través de las subcuencas del Rodiezmo, del Folledo, Casares y Bernesga. Las otras dos son vecinas del Valgrande y la del Huerna. «El problema de la fuga de agua no se acaba hasta que se ejecuten las obras dentro del túnel para poder bombear el agua de vuelta a León a través de tuberías y garantizar así que las zonas afectadas tendrán este flujo que han perdido», señala el portavoz de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores y asesor legal de los afectados, Carlos González-Antón.

Recuerda que si no reclaman la reversión de ese agua, que llega al fondo de los túneles y se encauza desde un principio por tuberías hacia Asturias, acabarán «en la red de abastecimiento de los concejos ya interesados en tenerla; la aprovecharán allí ya depurada».

pajaresg1Clic sobre la imagen para ampliar

Se refiere a la pretensión expresada ya ante el Principado de los concejos de Pola de Lena y Mieres de poder utilizar este flujo permanente de agua procedente del otro lado de la cornisa cantábrica. «La idea sigue ahí. Hay muchísima agua que podríamos aprovechar en el abastecimiento a nuestra población», explican fuentes del Ayuntamiento de Mieres, con 38.000 habitantes en sus 16 parroquias y decenas de poblaciones dispersas. De todas formas, reconocen que se trata de un planteamiento que debe estudiarse con detalle y conocer su viabilidad. La misma idea transmite a este periódico el Ayuntamiento de Lena, ambos municipios vecinos gobernados por Izquierda Unida: «En el caso de que fuera viable, el concejo estaría interesado en el aprovechamiento del agua de la Variante para el abastecimiento». Lena cuenta con cerca de 11.000 habitantes y casi 80 pueblos.

Sin embargo, el interés de estos dos concejos vecinos de León no ha pasado, por ahora, de una intención plasmada en una reunión que tuvieron el pasado año con el vicepresidente del Principado. Desde la Confederación Hidrográfica del Cantábrico confirman a este periódico que el agua procedente de los túneles sigue hoy en día vertiéndose al río Huerna y que no han recibido petición alguna por parte de los concejos de Mieres y Lena para utilizar el agua procedente de León, ni presentado ningún proyecto al respecto.

En las alegaciones que llegarán en junio al Miteco por parte de los afectados de la provincia por los daños proponen medidas correctoras y compensatorias con especial acento, además, en que también se tengan en cuenta las posibles repercusiones en el futuro y Adif se haga cargo de forma permanente del mantenimiento de las acciones e infraestructuras que se programen para revertir este impacto.

González-Antón asegura que en las alegaciones reclaman una «gestión mejor y transparente» del trasvase desde Viadangos, a través del valle de Gistreo (agua que discurre por todo el valle de Rodiezmo), al embalse de Casares. Una decisión que apenas deja agua para el uso ganadero y requiere, igualmente, la mejora de la calidad del abastecimiento a la población de Rodiezmo (costeado en su día por Adif a través de una red de 10 kilómetros desde Viadangos). «Con el bombeo del agua desde Asturias de vuelta a la cuenca del Bernesga podrá garantizarse tanto el uso ganadero, como el caudal ecológico de este río».

En el conjunto de acciones para blindar el futuro de toda la zona afectada, el colectivo promueve también la creación de una comunidad de regantes para liderar la gestión del agua para usos agrarios y ganaderos en el futuro, con control y eficiencia.

«Adif no quiere cambiar la DIA, sólo apuesta por un seguimiento de este documento de 2002 y nosotros queremos que se modifique», reitera el letrado. Una vez que las alegaciones lleguen al Miteco, éste enviará la propuesta a las administraciones implicadas, confederaciones, juntas vecinales, ayuntamientos, Junta de Castilla y León y Adif. Abrirá un periodo de consultas y habrá un proceso de información pública.

Los afectados insisten que la fuga de agua de León a Asturias supone «un trasvase ilegal, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico no ha autorizado el vertido de 319 litros por segundo, una dotación nueva de agua; nueva y gratis», remarca el abogado.

En los estudios e informes encargados por Adif a Tragsa para analizar el impacto de los daños de las obras en los túneles sobre su zona de influencia, ya se admite este flujo de agua permanente hacia el Principado, la cantidad sería suficiente para hacer frente a las necesidades hídricas anuales de una ciudad de 200.000 habitantes.

El Informe experto sobre medidas correctoras y compensatorias de la Declaración de Impacto Ambiental del nuevo acceso ferroviario a Asturias: Variante de Pajares, elaborado a petición de Adif por el Instituto Estudios de la Tierra, reconoce que «los túneles de Pajares constituyen una vía de drenaje de los diferentes materiales acuíferos perforados, que se puede acentuar por el hecho de que la mayoría de los túneles están situados parte por debajo de los niveles de los ríos y arroyos. Los problemas hidrogeológicos relacionados con la filtración de agua son frecuentes en este tipo de infraestructuras»

Y los afectados ya avisan de que de no conseguir su propósito para que el agua fugada a Asturias vuelva a León, «al que no estamos dispuestos a renunciar», acudirán a los tribunales, con lo que ese paso puede comprometer en la puesta en servicio de los túneles ferroviarios, ante un posible proceso judicial.

León fija en 250 litros por segundo el flujo para recuperar el agua fugada a Asturias...
Comentarios