domingo 08.12.2019
financiación de la ue

De León a Noruega por una autovía para bicicletas

La Federación Europea de Ciclistas diseña 15 grandes rutas por Europa que incluyen el desarrollo de los 5.122 kilómetros desde Santiago a Trondheim.

manuel cachafeiro | león

León vuelve a ser cruce de caminos como paso obligado para una de las 15 autovías verdes para bicicletas que promueve la Federación Europea de Ciclistas en colaboración con la UE. El proyecto Euro Velo, que así se denomina, pretende conectar el viejo continente de Norte a Sur y de Este a Oeste mediante una serie de grandes rutas exclusivas para el deporte de las dos ruedas con el fin de que puedan ser utilizadas tanto por turistas de larga distancia como por aficionados locales. El diseño del proyecto estará ultimado en el año 2020, y cuenta con financiación de la Unión Europea y el respaldo del Parlamento Europeo.

La Ruta 3, que será la que pase por León, se ha denominado Peregrinos y conectará la localidad noruega de Trondheim con Santiago de Compostela. En total 5.122 kilómetros atravesando el país nórdico, Suecia, Alemania, Francia y España. La capital leonesa es uno de los 12 grandes hitos del recorrido junto con capitales emblemáticas como Oslo, Göteborg, Hamburgo, París, Burdeos y las españolas de Pamplona y Santiago. De momento, sólo es un proyecto sobre el papel en gran parte de su recorrido, aunque tiene tramos ya construidos o diseñados, como entre la localidad danesa de Aarlborg y la alemana de Hamburgo; entre la germana de Bremen y la belga de Namur y en Francia entre París y Tours y otro tramo cerca de Burdeos. En todo caso, no deja de ser una oportunidad de futuro en un mundo donde la bicicleta está llamada a tener más protagonismo cada día por su apuesta ecológica.

En España y parte de Francia la Ruta 3 discurre por el camino cultural más antiguo de Europa, la ruta jacobea. Trondheim, en la otra punta, es la tercera mayor ciudad de Noruega y destaca por ser una capital cosmopolita, con un pujante sector tecnológico y con gran afición a la cultura, el ciclismo y la comida.

El proyecto Euro Velo espera llegar en ese horizonte de cinco años hasta los 70.000 kilómetros de carriles-bici con el desarrollo de las 15 rutas previstas.

En España, el proyecto promueve tres grandes trayectos. El que lleva a Santiago de Compostela por el Camino Francés. Otro que parte del Reino Unido y llega hasta el sur de Portugal pasando por Pamplona y Salamanca y un tercero que parte de Grecia hasta Cádiz por la costa mediterránea.

La Federación Europea de Ciclistas promociona este proyecto no sólo desde el punto de vista económico, medioambiental y social, sino también para fomentar «el intercambio de experiencias y buenas prácticas entre los estados y las regiones europeas, estimulando las estrategias e infraestructuras ciclistas de alta calidad».

En Europa se venden cada año alrededor de 20 millones de bicicletas y sólo en Alemania siete millones de turistas del pedal generan un volumen de negocio de nueve millones de euros al año. Otro dato a destacar es que en algunos países del norte ya se están construyendo carreteras específicas para ciclistas ante el auge de las dos ruedas como alternativa a los automóviles.

El desarrollo del proyecto Euro Velo y sus controles de calidad son coordinados por la Federación Europea de Ciclistas en colaboración con los centros nacionales de esta institución. Cualquier ciclista o habitante de una zona por la que pase alguna de estas rutas, puede compartir su experiencia. La página web del proyecto —www.eurovelo.org— ofrece todo tipo de información.

EuroVelo divide las rutas en tres tipos: las materializadas, secciones de alrededor de 50 kilómetros señalizados y cuya información está disponible online; las no realizadas, que son tramos propuestos que aún no están completados (el caso de León) o que son demasiado complejos, y las planificadas.

De León a Noruega por una autovía para bicicletas