miércoles. 06.07.2022
Urbanismo

León peatonalizará Alfonso V y Gil y Carrasco dentro de la almendra central

El plan incluye además la adecuación de todo José María Fernández como el primer tramo
                      Alfonso V y Gil y Carrasco se peatonalizarán como se hizo en Alcázar de Toledo. MARCIANO PÉREZ
Alfonso V y Gil y Carrasco se peatonalizarán como se hizo en Alcázar de Toledo. MARCIANO PÉREZ

El dinero de la UE permitirá al Ayuntamiento de León ejecutar actuaciones que habían quedado pendientes para mejor ocasión o disponibilidad presupuestaria. La confirmación del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de que aportará 5,4 millones para el plan para la implantación de zonas de bajas emisiones, con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, le permitirá a la administración municipal afrontar la peatonalización de Alfonso V y Gil y Carrasco. No se anota como la única entrada en obra. Los fondos comunitarios cubrirán, junto a las intervenciones de ejecución de control del área de restricción del tráfico a los vehículos contaminantes, la remodelación de otros viales, como Padre Isla, Ramiro Valbuena, José María Fernández y Felipe Sánchez, en el barrio de La Palomera.

El plan incide en que «fenómenos como el desarrollismo de los años 60, la ausencia de control medioambiental y la entrega sucesiva del espacio público al vehículo particular en las ciudades han provocado una serie de importantes tensiones en los modelos diferentes modelos urbanos». Para solucionarlo, los técnicos municipales proponen «un rediseño de la calle como elemento vertebrador de la ciudad». El objetivo se quiere exhibir estas actuaciones como «islas en diferentes barrios, que se contrapongan al modelo actual», y que presenten «las nuevas virtudes del modelo, así como sus mejores funcionalidades a la ciudadanía».

En este catálogo, la primera de las actuaciones seleccionada por los técnicos dará «continuación lógica al proyecto de peatonalización de la almendra central de la ciudad iniciado en el siglo pasado y que ha tenido una continuidad reciente con el eje Ordoño II». Las inclusión de Alfonso V y Gil y Carrasco en el mismo modelo de reurbanización permitirá su «conversión a una zona residencial configurada a modo de supermanzana, con Gran Vía de San Marcos, avenida Roma, República Argentina, Santa Nonia y Santo Domingo», según se cita en el informe que sirvió de base para que el Gobierno confirmara la concesión de la subvención de 5,4 millones de euros, que se complementarán con otros 1,9 millones de fondos propios del consistorio para ejecutar los proyectos entre 2022 y 2024.

El foco se pondrá también en el tramo final de José María Fernández, que abarca 1.650 metros cuadrados, para «la continuidad de un proyecto ya iniciado» durante el último mandato de Mario Amilivia. la parte inicial de dicha vía «se reconfiguró hace años al eliminar un carril de circulación para aumentar el espacio destinado al peatón», según se cita en el documento, que abunda en que «como acciones complementarias se mejorará el acceso al transporte público, el calmado del tráfico y el fomento de los modos de transporte sostenibles».

La misma motivación de «calmado del tráfico», según definen los técnicos, se reseña para Padre Isla. En este vial, se escoge el tramo entre Dama Arintero y Santa Engracia, con 5.900 metros cuadrados de superficie. Se trata de «una de las calles más duras de la ciudad de León», como subrayan los profesionales del consistorio, que plantean «una reconfiguración del espacio destinado al coche en beneficio de los espacios destinados al peatón y modos de transporte sostenible, como las bicicletas y los vehículos de movilidad personal». Para lograrlo, hablan de «reconfigurar una calle de 20 metros de sección que en la actualidad presenta aceras, en algunos puntos, de menos de 2 metros», lo que supondrá modificar la organización de los aparcamientos.

                      José María Fernández tiene dos tramos. MARCIANO PÉREZ
José María Fernández tiene dos tramos. MARCIANO PÉREZ

En Ramiro Valbuena, los técnicos ven «una de las calles centrales con baja densidad de circulación de coches». El hecho de «configurarse como un afluente de Padre Isla, solamente en sentido de salida norte desde el centro urbano, permite que pocos vehículos accedan a la misma para volver en cierta manera a zonas centrales de la ciudad», relatan. La organización provoca que sea «un ámbito de oportunidad al poder reducir el espacio destinado a carriles de circulación en la misma con el objetivo de calmar el tráfico y mejorar su accesibilidad», como se anota en el informe, que advierte de que «esta actuación resulta importante, junto con las dos anteriores, en el sentido de confirmar la reactivación del tejido socioeconómico de las mismas bajo un nuevo modelo funcional».

                      En Ramiro Valbuena se actuará también. MARCIANO PÉREZ
En Ramiro Valbuena se actuará también. MARCIANO PÉREZ

Calle Felipe Sánchez

La cuarta vía en la que se fija la atención queda fuera del centro. El plan servirá para solucionar la indefinición de la calle Felipe Sánchez, en la que se bloquea el paso a los vehículos con maceteros pero se mantiene asfaltada. Se quiere recuperar una vía «en desuso como espacio peatonal», se señala en el plan, en el que se detalla que «resulta ser el eje vertebrador de un potente área dotacional con equipamientos, zonas verdes, áreas esparcimiento, zona de juego y zona deportiva».

Como complemento aparecen otras dos pequeñas actuaciones dentro del plan municipal. La primera se centra en la «mejora de la accesibilidad y señalización en los 12 centros educativos de la «zona de bajas emisiones prioritaria». Los colegios de esta almendra central, que abarca el casco histórico y todo el Ensanche delimitado por Padre Isla, Julio del Campo, plaza de La Inmaculada, avenida de Roma, avenida de la Facultad, Lancia, Independencia y plaza de Santo Domingo, contarán con «actuaciones de calmado del tráfico y que mejoren sustancialmente la seguridad de acceso a estos equipamientos como elementos especialmente sensibles, tanto a la seguridad vial como a las condiciones ambientales de ruido y contaminación». La meta se cita además para la «adecuación de 50 pasos de peatones» mediante la «mejora de la accesibilidad, iluminación y señalización» para «garantizar el calmado del tráfico y la mejora en seguridad vial de estos sensibles elementos».

León peatonalizará Alfonso V y Gil y Carrasco dentro de la almendra central