jueves 26/11/20
Tras diez años en el olvido

León rehace el proyecto del pabellón de Puente Castro del que se gastó el dinero

El Ayuntamiento actualiza el plan redactado en 2010 y calcula que costará ahora 2M€

Hasta tres proyectos cuentan los vecinos de Puente Castro, mientras pasan por delante del polígono de Santo Tomás, donde la parcela municipal reservada acumula maleza, sin vallar, como todo fruto. Ninguno de los tres planes prosperó. Hace casi un año se anunció uno nuevo. Pero al final, el Ayuntamiento optará por rehacer los planos de la última propuesta, que quedó escondida en un cajón hace ahora 10 años. Entonces, la actuación se quedó sin fondos porque el equipo de gobierno del socialista Francisco Fernández empleó en otros gastos el dinero de los aprovechamientos urbanísticos desembolsados por Viproelco. Ahora, los recursos deberán salir de los ingresos ordinarios del consistorio, después de que la UPL impusiera la ejecución dentro del acuerdo para la aprobación de los presupuestos de esta anualidad y se afiance en mantenerlo para 2021.

La decisión hace que los 20.000 euros que se apuntaron en las cuentas municipales de este 2020 para la redacción del proyecto no hagan falta. Los técnicos municipales serán los encargados de redefinir los planos que hicieron en 2010. La actualización se centrará sobre todo en eliminar la galería de tiro con arco que había prevista, dado que se entiende que ya está cubierta la necesidad con la que existe en el polideportivo Salvio Barrioluengo del Ejido. No habrá mayores variaciones, más allá de que la actualización de precios marca que los 1,65 millones de euros de entonces se convierten ahora, pese a quitar un espacio de 212 metros cuadrados, en cerca de 2 millones de euros de presupuesto de licitación. Para afrontarlos se prevé habilitar una primera partida en 2021, con el objetivo de adjudicar las obras en el segundo semestre, y el resto ya en 2022 con la inauguración.

El pabellón conservará el resto de las características con las que se concibió. No contará con centro cívico anexo, como habían reflejado anteriores proyectos y reclamaban los vecinos, sino que se centrará en la práctica deportiva. Los casi 12 metros que se contemplan en el proyecto permiten mantener el guiño para la gimnasia rítmica que se había anunciado cuando se presentó hace 10 años. Se conservarán además los vestuarios, las gradas, el gimnasio y la sala de tenis de mesa, así como la pista con opción de dividirse en tres zonas y de la que podrán beneficiarse los alumnos del colegio público del popular barrio leonés.

León rehace el proyecto del pabellón de Puente Castro del que se gastó el dinero