jueves 22/4/21
Idea desechada

León renuncia a cubrir la piscina de Sáenz de Miera y busca un espacio alternativo

El informe técnico recoge que habría que hacer modificaciones estructurales en el vaso para campeonatos nacionales
piscina
Imagen de la piscina cubierta incluida dentro del polideportivo Salvio Barrioluengo, ubicado en la avenida Real del Ejido. JESÚS F. SALVADORES

La idea de convertir la piscina de Sáenz de Miera en la primera cubierta de León de 50 metros, con la consiguiente opción de albergar pruebas nacionales, queda ya para el almacén de las ideas desechadas. El Ayuntamiento no ejecutará el plan que se vislumbró con la alegación presentada por la UPL y aceptada por el PSOE dentro del listado de concesiones para lograr su apoyo a los presupuestos de 2020. El proyecto se borra después de que los técnicos municipales hayan elaborado en un informe en el que se detalla que, a mayores de la cubierta programa, habría que realizar una serie de modificaciones estructurales que afectarían a la pileta. Aunque, como alternativa, los responsables del equipo de gobierno fían ahora el cumplimiento del compromiso con los leonesistas a buscar un emplazamiento en un nuevo espacio y reclamar la participación económica de la Junta y el Consejo Superior de Deportes.

La decisión deja en suspenso la partida de 80.000 euros que entró en las cuentas municipales de 2020 y se postergó para las de este ejercicio en curso. El dinero se aprobó con el fin de que el Ayuntamiento sacara a concurso la redacción del proyecto de ejecución que definiera cómo cubrir la piscina de Sáenz de Miera. Sobre el papel, se proponía ejecutar una cubierta en la zona del vaso, pero dejar a su vez uno de los laterales con la opción de abrirse para la utilización durante la temporada de verano, como sucede hasta ahora. Pero, más de un año después, el acuerdo tiene que volver a la casilla de salida, dado que en el informe se reseña que no cumple las condiciones por la profundidad mínima, el número y ancho de las calles, las bandas exteriores, el escalón perimetral, la plaqueta en parámetro deslizante y las líneas de señalización.

El reinicio del plan hace que por ahora no cuente con ningún sustento en la programación de inversiones del consistorio, ni a corto, ni siquiera a medio plazo. Por el momento, el avance queda a expensas de que los técnicos del departamento de Urbanismo marquen sobre el mapa dónde cuenta la administración municipal con parcelas públicas sin uso, ni cesión a otras instituciones o colectivos sociales. No se cierra ninguna opción, aunque desde la Concejalía de Régimen Interior, Movilidad y Deportes, dirigida por Vicente Canuria, se ha acordado con el grupo de la UPL que se priorizarán los espacios en los barrios del norte, donde se desarrolla ya la estrategia Edusi cofinanciada por la UE.

Con ayuda externa
No se construirá si no se logran fondos del CSD o de la Junta, que ya pagó una igual en Valladolid

Aunque el trabajo más complicado prescinde del mapa. El equipo de gobierno ya ha avisado de que el Ayuntamiento de León no afrontará en solitario el pago de los cerca de 6 millones de euros que se estima que costará construir la infraestructura. Para aliviar la carga, la única salida pasa por conseguir que el CSD aporte un porcentaje. Pero no se quedaría ahí la colaboración externa. La UPL insiste en que se reclame también la entrada de la Junta en el proyecto. Como argumento se expone que la administración autonómica financió con 13.104.779 euros la construcción del Centro de Perfeccionamiento Técnico Deportivo Río Esgueva, en Valladolid, dentro del cual se encuentra desde 2011 la única piscina de 50 metros cubierta y climatizada de la comunidad.

Las prestaciones de la instalación vallisoletana, que dispone de una pileta con unas dimensiones de 61x21 distribuidas en ocho calles, a las que se suma un graderío y vestuarios anexos, la convierten en la sede en la que se pueden celebrar competiciones nacionales de piscina cubierta. La consecución de este rango es lo que alimenta la propuesta defendida por el grupo municipal leonesista en el Ayuntamiento de León, que defiende que serviría para dar cobertura a los diferentes clubes de natación que se censan no sólo en la ciudad, sino en la provincia, y a su vez aportaría un equipamiento con rendimiento en caso de albergar campeonatos de España.

León renuncia a cubrir la piscina de Sáenz de Miera y busca un espacio alternativo