martes 10.12.2019

León restringe la obra del Grano a las aceras y deja el resto para otro mandato

El PP fija que se taparán «calvas» y no se tocará el empedrado «en este momento».
León restringe la obra del Grano a las aceras y deja el resto para otro mandato

Con el vecindario enfrentado entre sí y la polémica en plena calle, el equipo de gobierno salió ayer con la intención de dejar claro el mensaje de que «la única obra» que se va a hacer en la plaza del Grano «es la ampliación de las aceras perimetrales y el arreglo de las calvas». La «única obra» que «está licitada y adjudicada», a las empresas Decolesa y Domingo Cueto, y que cuenta con un presupuesto de «cerca de 60.000 euros», como expuso el portavoz del PP, José María López Benito. La «única obra» que «en este momento» se plantea el Ayuntamiento, como repitió hasta en cinco ocasiones el representante popular para evitar pronunciarse sobre si se renuncia al resto de las intervenciones que contiene el proyecto ganador del concurso de ideas, por el que Ramón Cañas del Río recibió 6.000 euros hace ya dos años. «Las aceras y las calvas. Exclusivamente eso», se enrocó la mano derecha del alcalde, quien sólo se movió de su postura cuando se le preguntó si en este mandato, como estaba previsto, se va a intervenir en el empedrado: «El interior de la plaza no se va a tocar», concedió, tras citar que el proyecto profesional «contenía varias actuaciones y en este momento se ha escogida esta».

Nada más allá se deslizó López Benito, empeñado en dejar constancia de que incluso, después de reunirse con» expertos y vecinos», se ha decidido que «las aceras no tengan más de 1,5 metros», en vez de los más de 2 metros que había planificados. Todavía minimiza más la actuación», subrayó el portavoz del equipo de gobierno. El único apunte técnico que tuvo, a pesar de que mostró su malestar por «las burdas manipulaciones y el recurso a la mentira de quienes han llegado a decir que «se iba a poner losa de hormigón» como base. Una ejecución que no consta en el proyecto, en el que tan sólo se cita que, por debajo de los cantos rodados colocados con tierra-cal, se hará «la compactación del terreno de base con aporte necesario de zahorra artificial», complementado con «una capa drenante de garbancillo rodado limpio, fieltro geotextil y capa de asiento de pavimento con cama armada de mortero bastardo de cal, cemento y arena lavada».

La llamada a la calma la condimentó con el anuncio de que pactará con PSOE y UPL para «instar a la Junta a la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de la plaza», bien por sí misma o por «la ampliación de la declaración BIC que ya tiene la iglesia del Mercado».

León restringe la obra del Grano a las aceras y deja el resto para otro mandato