lunes 16/5/22
DL3P8G1

La dependencia del sector servicios ahoga a la provincia, que sumó en septiembre otros 574 parados, hasta alcanzar las 31.080 personas sin empleo. Los datos, ofrecidos ayer por el Ministerio de Trabajo, dejan a León en el vagón de cola de la Comunidad, donde la tendencia, en consonancia con la del resto del país, fue positiva. Hay 2.366 desempleados menos en Castilla y León, 26.329 en toda España.

Solo Ávila registró un balance similar el último mes, contrario al que experimentaron las otras siete provincias, donde el paro bajó sensiblemente, sobre todo en Valladolid (-4,02%), Palencia (-3,90%) y Burgos (-3,72).

En León creció el 1,88%, principalmente por el frenazo de la actividad agrícola, que acumula la mayoría de estos nuevos parados (333). También arroja un panorama preocupante el sector servicios, donde más empleo se ha destruido desde mediados de marzo, cuando la pandemia precipitó el estado de alarma y el confinamiento de la población. Incorpora otros 236 desempleados.

Ertes

Todavía hay 3.287 trabajadores inmersos en un expediente temporal por culpa del covid

La evolución interanual refleja aún mejor los efectos del covid sobre el mercado laboral, a pesar de que las cifras, en este caso, son parecidas a las que se dieron en el resto de territorios. La provincia tiene 3.490 parados más que en septiembre del año pasado. Hay, además, otros 3.287 trabajadores afectados por un Erte. Y la Seguridad Social tan solo ganó 131 afiliados el mes anterior.

En cambio, Castilla y León apuntó el mejor septiembre de la serie histórica. Anotó 2.366 parados menos que en agosto y sumó otros 3.932 cotizantes. En el conjunto nacional bajó en 26.329 personas, hasta los 3.776.485 desempleados, 696.774 más que hace un año. El repunte anual es del 22,6%, frente al 12,65% que registró León.

El paro bajó en trece autonomías, con 7.687 desempleados menos en Castilla-La Mancha, donde se produjo el mayor descenso del país en términos absolutos. La Comunidad ocupa la sexta plaza. Subió en Baleares, Asturias, Extremadura y Cantabria.

A la cola

León es la provincia de la Comunidad que registra los peores datos. Solo se acerca Ávila

El descenso más pronunciado tuvo lugar en La Rioja, con un -7,62%. Por provincias, disminuyó en todas, salvo en León, la peor parada, y en Ávila, que añadió 214 demandantes más de empleo.

En el otro lado de la balanza se sitúa Valladolid, con 1.382 desempleados menos, por delante de Burgos. Palencia cerró septiembre con una caída de 389 parados, el -3,90%; Salamanca restó 221, el -0,89%; Segovia, 215, el -2,75%; Soria, 62, el -1,60%; y Zamora 100, el -0,85%.

Por sectores, cayó en todos salvo en el colectivo de sin empleo anterior, que sumó 583 parados. Agricultura anotó 609 desempleados menos; 527 la industria, 294 la construcción y 1.519 el sector servicios. En cuanto a las prestaciones, en este caso con los datos de agosto, se pagaron en la Comunidad a 104.154 beneficiarios.

Así, el mercado laboral en septiembre deja a nivel autonómico y nacional las mejores cifras del mes de septiembre desde que existen registros. Se crearon 84.013 nuevos puestos de trabajo, una cifra récord, y el paro descendió en 26.329 personas, la mayor caída de toda la serie histórica, que empieza en 1996.

En los últimos siete meses se han recuperado casi la mitad de los 950.000 puestos que se destruyeron en la pandemia. Sin embargo, aún hay 530.000 parados más que antes de la crisis y cerca de 730.000 personas continúan inmersos en un Erte. Para que la foto del fuerte impacto que aún deja la Covid-19 en el mercado laboral sea completa, hay que tener en cuenta que hay 1,6 millones de autónomos que siguen dados de alta en la Seguridad Social, pero cuya facturación ha caído más de un 60%, lo que da una idea de la fuerte repercusión que tiene el virus.

León rompe la tendencia nacional y suma otros 574 parados en septiembre