lunes 16/5/22
El covid machaca el mercado laboral

León suma 5.063 parados en el año de la pandemia y quedan 6.017 personas en Erte

La provincia encadena cuatro meses de aumento del desempleo y para un golpe letal con los expedientes de regulación

Ya se conocen los efectos de la pandemia en el mercado laboral: menos afiliados, más paro, más trabajadores con actividad limitada o en suspenso afectados por expedientes de regulación temporal de empleo y miles de autónomos con la prestación extraordinaria por cese de actividad. Descorazonador.

El paro se incrementó este año en León en 5.063 personas (17,71%) hasta alcanzar los 33.646 desempleados. La pérdida de cotizantes ha sido también devastadora en la provincia, con 2.636 afiliados a la Seguridad Social menos que en este mismo mes de 2020. Otro de los fenómenos que confirman las estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal es el colchón que han supuesto los Erte para determinados sectores, parando un golpe que hubiera sido letal de no haber existido. Al cierre del año, 6.017 leoneses siguen incluidos en expedientes de regulación, tras experimentar a su vez un crecimiento en los últimos meses del año como consecuencia de las restricciones impuestas para contener la segunda ola. De este muro de contención dependerá también el futuro de los sectores económicos más afectados por estas medidas de cara a los primeros meses del año. Con todo, León encadena ya cuatro meses seguidos de aumento de parados: diciembre dejó 458 parados, noviembre 1.274, octubre 834 y 574 en septiembre; agosto fue el último mes que con cifras en positivo.

Uno de cada tres parados trabajaba en el sector servicios. En las listas suman 22.403, según los datos difundidos ayer por el Sepe. El segundo bloque con mayor desempleo es ya el grupo de personas que no han trabajado nunca. Son 3.662 frente a las 3.055 que desemplea la industrial. Otros 2.500 parados son de la construcción y 2.026 de la agricultura. El descenso interanual fue del 17,7%, menor que la media autonómica, que superó el 20%. Respecto al mes anterior, fue el único sector con un saldo positivo (33 parados menos que en noviembre), En el resto de sectores se padeció un crecimiento de 43 parados en agricultura, 107 en industria, 296 en construcción y 45 en el apartado ‘sin empleo anterior’.

Un colchón
Del muro de contención que han supuesto los Erte depende el futuro de la economía estos meses

Otro de los indicadores que muestran una radiografía dramática del mercado laboral en León es el número de contrataciones. En el mes que se cierra se realizaron 6.644 contratos, un 31,23% que hace un año (3.017 contratos menos). Respecto al mes anterior hubo 416 contrataciones menos. De todos los firmados, tan sólo se convirtieron en indefinidos 777, un 21,5% menos que en el mismo periodo del año pasado. Los temporales (5.867) se desplomaron más de un 32%. En comparación con el mes anterior hubo 343 contratos menos.

El otro pilar por el que se puede medir la fortalece de ese mercado son las prestaciones y su porcentaje respecto al número de personas en paro. Pues bien, sólo una de cada tres personas sin empleo cobra una prestación. De los 33.646 parados, 13.922 reciben una prestación contributiva, un subsidio o una renta activa de inserción, si bien el plazo de reconocimiento no alcanzó los cinco días, en concreto la media es de 1,6 días frente a los 7,35 días de la media nacional. El número de solicitudes de prestaciones a nivel provincial registradas en el mes de noviembre de 2020 ascendió a 15.203 en un contexto en el que a nivel nacional crecieron un 217,8% más que el mismo mes del año anterior. Las altas tramitadas fueron 13.922.

dl6p6g1
Clic sobre la imagen para ampliar

La cobertura del sistema de protección por desempleo durante el mes de noviembre de 2020 ha sido del 66,2% en España. En León, es del 35%. Los gastos totales de noviembre de 2020 ascendieron a 18,2 millones de euros. La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario fue de 817,3 euros en León, 862,5 euros en España.

Ante estos datos, la Junta hace un balance «muy malo». El viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, David Martín, cifró en 15.000 los empleos destruidos en la segunda ola y en 26.000 los de la primera, lo que deja un balance de 41.000 puestos destruidos por la crisis sanitaria en la Comunidad. En este sentido, Martín explicó que las provincias que han podido relajar algunas de sus restricciones en las últimas semanas, como Ávila o Salamanca, han acabado el año con mejores datos que las que han permanecido en nivel de alerta 4 hasta estos momentos. No obstante, reconoció que estos datos están «muy condicionados» por los Erte, cuyos perceptores no figuran como parados.

Protección social
Sólo uno de cada tres parados recibe una prestación, y con 1,6 días reconocidos por mes

La perspectiva empresarial es más dura. La Federación Leonesa de Empresarios solicitó la prórroga de los Erte más allá del 31 de enero, ya que ha considerado imprescindible alargar los plazos y acompasar su duración en función de la pandemia y la exoneración del 100% en las cotizaciones sociales. «El sector servicios es el sector en el que desciende el número de parados, aunque no en las cifras deseables, propias de la campaña navideña», señaló en su análisis. A este respecto, el CEL mostró su preocupación por sectores como la construcción y la industria que ven incrementado el número de desempleados, representando el 87% de los nuevos parados del mes de diciembre. El Círculo Empresarial Leonés calificó el año 2020 como un «año aciago para el empleo» en León. «Son datos pésimos para el mercado laboral y para la economía leonesa que está acusando como ninguna otra los efectos nefastos de la pandemia y sus consecuencias en todas las actividades, principalmente en los sectores de hostelería, comercio y turismo».

Difícil rescate
Los empresarios piden que se extiendan los Erte más allá de enero para los sectores más tocados

El secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, afirmó que «es fundamental» que se mantenga en el tiempo la cobertura de los Erte porque «con una reactivación parcial y si desapareciera este colchón el incremento del desempleo sería brutal». «El dato de paro es peor de lo esperado, el peor de la última década».Según UGT, la reactivación es «muy parcial», tal y como indica el hecho de que el volumen de contratación haya sido en diciembre de 2020 el 26% menor que en el mismo mes de 2019. El sindicato CCOO-CyL reconoció que ve «difícil» rescatar todos los puestos de trabajo perdidos por la pandemia en la Comunidad, ya que la evolución del virus y la efectividad de la vacunación «marcarán este comienzo de 2021». El paro subió en Castilla y León en 28.832 personas en términos absolutos en 2020, lo que representa el 20,61% respecto al año anterior. De los 28.832 desempleados más en Castilla y León, 6.879 se localizaron en Valladolid (23,62); 4.366 en Burgos (23,71); 3.932 en Salamanca (17,81); 2.110 en Segovia (31,40); 2.076 en Zamora (18,86); 1.837 en Ávila (16,31); 1.700 en Palencia (18,87), y 869 en Soria (23,67). A nivel nacional, diciembre ha sido peor de lo esperado con sólo 26.342 cotizantes más, hasta situarse en los 19,05 millones; y 36.825 parados más, con lo que la cifra final roza los 3,9 millones.

León suma 5.063 parados en el año de la pandemia y quedan 6.017 personas en Erte