domingo. 25.09.2022
                      Olga Comes Arambillet.
Olga Comes Arambillet.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias decidió la clasificación en tercer grado de la reclusa etarra Olga Comes Arambillet, condenada por depósito de armas y conspiración para un delito terrorista de detención ilegal. Fue la última mujer de la banda terrorista que estuvo recluída en el Centro Penitenciario Provincial de Villahierro.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) censura las decisiones del Gobierno y recuerda que ya medio centenar de presos de ETA «duermen en cárceles vascas», en tanto que solo quedan siete etarras en prisiones alejadas del País Vasco: seis en Andalucía y uno en Murcia.

Comes fue condenada a once años de prisión por intentar secuestrar al edil del Partido Socialista de Euskadi (PSE) de Eibar Benjamín Atutxa, para lo que preparó ampollas tranquilizantes y excavó un zulo.

Huyó a Francia en 2007 desde Pamplona y a finales de ese mismo año volvió a España para integrarse en el comando, al que la cúpula de la organización hizo llegar información sobre el concejal, que acudía a su trabajo en un centro de enseñanza.

Libertad condicional para la última etarra que tuvo León
Comentarios