lunes. 30.01.2023

«Es una de las mayores fuentes de apoyo que tiene Suárez en el partido. Además ha sido una de las personas que facilitó el traspaso de poderes a Calvo Sotelo el año pasado. En estos momentos puede estar apoyando el regreso de Suárez. Ha dejado claro que no tiene interés en ser líder de ningún partido pero seguirá jugando un papel muy influyente en la dirección (rumbo) que tome el partido». Son palabras traducidas de un informe en inglés de la CIA fechado en 1982 (reproducido en la imagen inferior), meses antes del triunfo del PSOE en las elecciones generales, y en plena crisis de UCD. Rodolfo Martín Villa, uno de los «barones» de la formación en aquel momento, según los espías norteamericanos, no quiso ser el líder del partido centrista en sus horas finales cuando se debatía el cabeza de cartel en esos comicios, responsabilidad que finalmente asumió Landelino Lavilla.

Martín Villa fue objeto de varios informes de la agencia norteamericana. En otro, de julio de 1976, también marcado como «Top secret» se le reconoce como uno de los políticos jóvenes «más liberales» que emergían desde el franquismo.

Martín Villa no quiso ser líder de UCD
Comentarios