martes 17/5/22

Entre los juegos de azar que gestionan las empresas del sector privado los casinos han sido los que más han sufrido con la pandemia. Las restricciones de aforo y horarios han reducido sus números significativamente. León acoge uno de los tres casinos activos en la Comunidad.

En el caso de los bingos, el comportamiento ha sido también dispar. León tiene tres salas, según Cejuego, y las ventas de cartones con los últimos datos que manejan rondaban los 17 millones de euros anuales antes de la llegada del covid.

También ha caído en los últimos años el número de máquinas recreativas que están instaladas en salones y establecimientos de hostelería en la provincia. Eran 2.941 en el año 2016, y ya antes de la pandemia se habían rebajado hasta las 2.476. En el primer año de pandemia la reducción continuó adelante: 2020 cerró con 2.278 máquinas activas.

Aún así, la provincia tiene una media de 5 máquinas por cada 1.000 habitantes, frente a una media nacional de 4 máquinas.

Crecen los salones de juego

En cambio el número de salones de juego con estas máquinas B registra en los últimos años una tendencia ascendente, y en León han pasado de los 12 que había en 2017 a los 20 que estaban en funcionamiento en 2020. Una media de 23.000 habitantes por cada salón, cuando a nivel nacional esta proporción se sitúa en 12.170 ciudadanos por cada salón.

Más de 17 M€ en cartones de bingo y 2.278 máquinas B, un 22,5% menos