lunes 16/5/22

La tarjeta León Pass, que puso en marcha la asociación comercial León Centro, consiguió vender más de 700 unidades en su primer mes de vigencial, el pasado mes de noviembre. Así lo destacó ayer el alcalde de León, Antonio Silván, que incidió en que los datos no recogen las tarjetas vendidas en el puente de diciembre, cuando la ciudad se llenó de visitantes.

Se trata de una tarteja que reúne uno de los argumentos más demandados ayer para revitalizar el comercio local: la unión de los intereses de estos negocios con la proyección turística de la ciudad. La tarjeta permite importantes descuentos en una decena de museos de la ciudad, y pretende prolongar la estancia de los turistas en León. María Domínguez, presidenta de esta asociación, recordó ayer que precisamente incrementar las pernoctaciones es una de las asignaturas pendientes del turismo local. Y esta iniciativa pretende fortalecer la imagen de León también como destino de compras, a la vez que impulsar el negocio hostelero con una mayor permanencia de los turistas.

En sus primeras semanas de vida la experiencia es todo un éxito, de forma que la directora general de Comercio y Consumo señaló ayer que «se trata de un experimento a exportar a otras capitales de la Comunidad», como ejemplo del esfuerzo por aglutinar los atractivos de las ciudades para los visitantes.

La tarjeta León Pass se mostró ayer también como un ejemplo de eficiencia en la utilización de los recursos públicos. Lejos del sistema de subveciones de años atrás, el apoyo institucional a iniciativas como esta permite sacar adelante proyectos que de otra forma sería difícil financiar, pero que tienen en la práctica una aplicación que beneficia a todos los sectores; además de la transparencia en la gestión de estos fondos.

Más de 700 tarjetas León Pass en el primer mes de vida del proyecto