domingo 11/4/21

«Me gustaría trabajar con Guetta»

Cantante, actriz y empresaria. La polifacética Mey Green —ex de ‘Factor X’ y ‘La Voz’— acaba de lanzar su nuevo single ‘Wanna Party’, que promete ser uno de los éxitos del verano. Ayer lo presentó en León..
La cantante madrileña, ex concursante de ‘La Voz’ y ‘Factor X’ y corista varios años en Eurovisión, visitó ayer la capital.

—’Wanna Party’ ha logrado colarse en los primeros puestos de las principales plataformas digitales, ¿qué nos puede contar de él?

Lleva poquito tiempo y está teniendo muy buena acogida, es un tema muy fresquito y divertido para este verano. Estamos moviéndolo mucho, lo presenté la semana pasada en el Orgullo y está gustando.

—Este año pudimos verla en las audiciones a ciegas de ‘La Voz’, y estuvo a punto de pasar a la siguiente fase pero no lo consiguió. ¿Cómo se sintió?

—Yo en ese momento tenía una bronquitis, casi neumonía. No podía cantar como normalmente intento hacerlo, y reconozco que no fue una de mis mejores actuaciones. Yo soy muy crítica conmigo misma, pero no creo que la actuación fuera para que nadie se diese la vuelta. Me sentí un poco humillada porque yo soy profesional, y para mí La Voz era una plataforma más. Te sientes mal cuando al llevar tantos años dedicándote a la música te intentan dar consejos, te sientes tonta.

—Hay dos ex concursantes que han denunciado a la productora por supuestas humillaciones y tongo. ¿Usted llegó a percibir algo de esto?

—Yo realmente estaba tan preocupada porque no me encontraba bien que estaba pensando en si quería salir a cantar o no. No tenía claro el querer hacer la actuación, pero al final la hice por ser una gran oportunidad. Es muy gracioso porque un montón de gente me para diciendo ‘tú estuviste en La Voz’, y teniendo algunos temas que han sonado te conocen por ese momento, es alucinante.

—En 2008 fue concursante de ‘Factor X’ y llegó casi a la final. ¿No se ha planteado presentarse a algún talent-show de otro país?

—Factor X fue una gran experiencia gracias a los compañeros, fue muy divertido, hicimos una piña increíble. Siempre digo que no voy a hacer más programas de este tipo, pero al final es un medio para promocionar tu voz. Es una cosa más, entonces intento no poner límites a mi carrera porque de lo que se trata es de hacer lo que te gusta.

—También ha representado a España en Eurovisión durante tres años como corista junto a Pastora Soler, El Sueño de Morfeo y Ruth Lorenzo. ¿Con cuál de esas tres actuaciones se queda?

—A nivel escénico y profesional, me llenó muchísimo la actuación junto a Pastora Soler. Creo que hicimos un gran trabajo, éramos seis voces y no es fácil que suene bien, y más cuando estás en tensión, a punto de salir. Los nervios te pueden jugar una mala pasada y tienes que tener una concentración increíble. En Copenhague lo he pasado fenomenal y en Malmö también, fueron grandes experiencias profesionales.

—¿RTVE os puso en algún momento algún impedimento en cuanto a la puesta en escena?

Realmente, si ha pasado no me he enterado. Con Ruth Lorenzo, que en principio íbamos a estar en el escenario, en el último momento su mánager nos dijo que no íbamos a estar porque no quedábamos bien en cámara por el tema de las luces. Sinceramente, nos sentó un poco mal porque al haber estado ensayando, haciendo pruebas de vestuario y un trabajo, es como que todo se tira por tierra al avisar con tan poco tiempo. Eso ha sido lo único, pero a nivel de escucha sonó todo fenomenal y en definitiva a lo que íbamos era a hacer coros, quedaron muy bien y de eso se trataba.

—¿Le gustaría presentar alguna candidatura para el próximo año? Con su nuevo single ‘Wanna Party’, por ejemplo.

—Esta canción me encanta, pero me gustaría hacerlo con una nueva. Es uno de mis sueños representar a España, y lo intenté en 2007, 2009 y 2011. Luego ya es cuando he ido como corista, un privilegio.

—También ha participado en musicales, es actriz, empresaria, compositora…¿le queda algo por hacer?

—No voy a hacer puenting (risas). Mi mayor sueño es que mi música llegue a todo el mundo. He hecho muchísimas cosas, soy empresaria y me encanta gestionar muchos aspectos de mi carrera porque al final, es importante que uno mismo siempre esté ahí pendiente de todo para tener los pies en la tierra. Me encantaría llegar a ser tan conocida como Rihanna o como Lady Gaga, por ejemplo.

—¿Cuáles son los planes que tiene para el verano?

—Ahora estamos con la promoción de Wanna Party pero también tengo otros proyectos, como Tatel, un restaurante de mucho éxito en Madrid y trabajo en él como music-manager. Es un gran privilegio trabajar con gente como Enrique Iglesias, que aunque no lo conozco personalmente, sí que conocí a Pau Gasol, que es encantador. También han pasado por allí Rafa Nadal, Rudy Fernández, que es muy majo, Matutes, Manuel Campos...creo que tengo muchísima suerte de poder trabajar con esta gente. Quiero aprovechar esta oportunidad y hacerlo muy bien, compaginarlo con mi carrera.

sergio lópez

[email protected]

«Me gustaría trabajar con Guetta»